ICEBUG ANIMA. LAS F1 DEL TRAIL RUNNING

Icebug es una firma sueca relativamente poco conocida que, entre otros productos, ofrece zapatillas de gran calidad y excelentes prestaciones, especialmente en lo que se refiere a la tracción/agarre en todo tipo de superficies, lo cual hace que determinados modelos sean muy apreciados por competidores en carreras de orientación.

Foto 1

En el caso que nos ocupa, Icebug ha desarrollado una zapatilla destinada al trail running ligero (podemos denominarlo “cuasi minimalista”: de bajo peso y gran flexibilidad, pero con drop de 8 mm). El resultado es  realmente sorprendente, debido a varios aspectos que desgranaré a continuación.

Lo primero que asombra cuando uno las tiene en las manos es, obviamente, su ligereza. No en vano, su peso, de apenas 229 gramos en talla 9 USA, es realmente contenido. También llama poderosamente la atención su sistema de lazado asimétrico y su suela formada por hexágonos de un relieve bastante bajo.

Al calzarlas, la sensación es extraña. Su asimetría desconcierta y da la impresión de que los pies tienden a pronar. Por otra parte, el ajuste en el talón es realmente bueno y el pie se encuentra bien recogido dentro de la zapatilla, dejando, a su vez, bastante libertad en la zona de los metatarsos. Las tiras de plástico de los laterales también contribuyen a que, una vez se han atado firmemente los cordones, el pie esté adecuadamente sujeto en la zona del empeine.

Es probable que dicha sensación haga dudar a potenciales adquisidores de este modelo, pero creadme: merece la pena superar este punto de indecisión.

Foto 2

Ahora toca ponerlas a prueba. Una vez en marcha, la comodidad y la ligereza se hacen patentes a partes iguales. El ajuste es sensacional y, ya desde estos primeros metros, te transmiten la confianza y reactividad suficiente para ir rápido con ellas. Aún sin disponer de sistema estabilizador, la sujeción del pie, que en ningún momento se mueve dentro de la zapatilla, hace que las reacciones sean siempre como uno espera. Lógicamente, como en cualquier modelo que carece de este dispositivo, el propio pie del corredor debe trabajar más y con mayor precisión, a fin de mantener la estabilidad, pero en ningún caso supone un gran esfuerzo.

Adentrándonos en caminos de piedra suelta de pequeño tamaño, comprobamos que la amortiguación delantera se antoja suficiente para que las irregularidades no se perciban molestamente en los metatarsos. Lógicamente, no protegen como una zapatilla de 100 gramos más de peso, pero para competiciones de 20-25 kilómetros e incluso algunos kilómetros más, ofrecen una defensa más que aceptable para nuestras fascias. Hablando de protección, el material que recubre la puntera y buena parte de la parte fronto-lateral de la zapatilla, aparte de ser ligero, cumple su función a la perfección. Por su parte, la amortiguación del talón es la justa y necesaria, ni más ni menos, y su tacto agradable, sin transmitir sensación de tosquedad ni rigidez excesiva.

Comprobadas las bondades de su amortiguación, pasamos a analizar las prestaciones de la suela sobre superficies “comprometidas”. Lo cierto es que en este aspecto es donde esta zapatilla más sorprende. Los tacos hexagonales, a pesar de que no tienen un relieve muy marcado, ofrecen una tracción excelente, permitiendo ascender a buen ritmo, dado el poco peso de la zapatilla y su capacidad para adherirse a casi cualquier superficie. En descenso, me intrigaba saber cómo se comportarían, ya que el diseño de los tacos está específicamente pensado para traccionar con la parte anterior de la suela y para proporcionar agarre en los descensos con la parte del talón de la misma. El caso es que, aún sin bajar utilizando predominantemente el talón, el agarre es sobresaliente, con lo que es fácil adaptarse y comenzar a realizar descensos a gran velocidad desde el primer día.

Foto 4

Lo que me parece importante remarcar es que su adherencia en roca mojada me ha parecido sencillamente asombrosa. Hasta la fecha no había probado un modelo con una capacidad similar para superar con tan alta nota un test tan exigente. Al fin y al cabo, Icebug se vanagloria de ello y no es para menos. Sobre barro, lógicamente, su taqueado se comporta voluntariosamente, pero no puede hacer milagros, dado su comentado escaso relieve. Para mejorar en este terreno así como para alcanzar la excelencia en tramos helados o con nieve, existe la versión BUGrip de esta zapatilla, que incorpora clavos metálicos estratégicamente situados en determinados tacos de la suela.

Otro punto a su favor digno de mención es el tejido del que está compuesto el upper. Aparte de ligero y resistente, ofrece cierta resistencia a la entrada de agua, aunque sin penalizar en demasía por ello su transpirabilidad ni su capacidad de evacuación una vez que el agua se ha introducido en la zapatilla. Otro acierto más a sumar a todos los comentados en los párrafos anteriores.

Foto 8

Después de tantos puntos positivos, algún “pero” hay que sacarle a este modelo y, por supuesto, al igual que cualquier otro, lo tiene. Éste no es otro que la escasa duración de su suela, especialmente si las zapatillas se utilizan predominantemente por superficies duras y abrasivas, tales como el asfalto, sobre lo cual incluso Icebug advierte en un papel que se adjunta en el interior de la caja en la que se comercializan.

Tanta capacidad de adherencia se consigue con un compuesto excepcionalmente blando y esto, en superficies tales como roca y asfalto, hace que sus tacos se consuman con gran rapidez. Si a eso le sumamos que no son unos tacos prominentes, sus prestaciones se verán mermadas realmente pronto.

Debido a todo lo anterior y a la propia concepción “cuasi minimalista” de este modelo, recomiendo su uso a corredores de nivel medio/avanzado de hasta 70 kilogramos de peso con la finalidad de utilizarlas en carreras de montaña de distancia corta/media o aquellos entrenamientos de similar distancia, que uno considera un tanto especiales y para los que desea disponer del equipamiento que le brinda las mayores prestaciones. Para entrenamiento diario no las recomiendo, ya que es posible que, en relativamente poco tiempo, tengáis que ir encargando un segundo par.

Foto 5

Para finalizar, os expongo mi escala (de 1 a 5, siendo 5 la máxima nota):

Características:

  • Peso: 5
  • Transpirabilidad: 4
  • Confort: 5
  • Amortiguación: 4
  • Estabilidad: 3
  • Duración: 2

Distancias:

  • Km vertical: 4
  • Carreras de corta-media distancia: 5
  • Maratón: 3
  • Ultra trail: 2

Superficies:

  • Pistas forestales: 5
  • Terreno técnico: 4
  • Asfalto: 2

Álvaro Rodríguez

Página webhttp://topraidmountain.com/