ESTIBER VIAJES NOS MUESTRA SUS COOL EXPERIENCES

Los pasados días 17, 18 y 19 de Enero tuvimos la oportunidad de vivir las Cool Experiences organizadas por Estiber Viajes (http://www.estiber.com/), agencia de dilatada experiencia en la organización de viajes a destinos europeos en los que la práctica de los deportes de invierno supone su mayor atractivo, así como el de disfrutar al máximo de las actividades apre-ski.

Estiber

¿En qué consisten concretamente las Cool Experiences? Aquí te narramos nuestra experiencia:

El viernes 17 por la tarde quedamos emplazados en la Estación de Sants, donde un autobús nos trasladaría a Andorra la Vella. Durante el camino departimos con otros medios invitados y en todos ellos, el denominador común, eran las ganas de disfrutar a tope de la nieve en los días que teníamos por delante.

Al llegar a nuestro destino, somos acogidos por la recepción del Hotel Delfos (http://www.hoteldelfos.com/), situado en una céntrica calle, a escasos metros de la avenida principal de comercio de la ciudad.

Tras un rápido check-in, Estiber Viajes nos ofreció amplia información sobre su orientación, trayectoria y objetivos. Así pudimos descubrir una empresa que desde el año 1.986 se dedica a la organización de este tipo de viajes, tiempo en el que se ha ganado una buena reputación, gracias a su orientación a la satisfacción del cliente por encima de todo lo demás y que ha sabido renovarse a sí misma, a fin de convertirse en una empresa “.COM” que ofrece unos precios altamente competitivos, sin descuidar, por ello, un ápice en cuanto a la calidad de los servicios ofrecidos y, sobre todo, en el trato cercano y humano, que forma parte de su filosofía desde sus inicios.

Estiber 3

Lo cierto es que este primer día no dio para más. Tras una animada cena en el propio hotel, nos retiramos a nuestras habitaciones, con la ilusión que supone saber lo que nos esperaba al día siguiente.

Por la mañana, tras un generoso desayuno, partimos hacia La Massana, donde la empresa de venta y alquiler de material Pic Negre (http://www.picnegre.com/) nos aguardaba para equiparnos con todo lo que íbamos a necesitar para dar rienda suelta a nuestras ansias de “exprimir” el blanco elemento.

Con gran dinamismo, nos equipamos convenientemente. En mi caso concreto opté por alquilar material de esquí, a fin de recibir clases de iniciación. ¡Nunca es tarde para empezar un gran deporte!

Perfectamente pertrechados, desde allí mismo subimos en telecabina directamente al sector de Pal, donde el Director de Vallnord (http://www.vallnord.com/es) nos da la bienvenida y nos anima a disfrutar de un día de esquí que se presentaba con una calidad de nieve inmejorable, gracias a los copos que, con moderada intensidad, caían en ese momento.

Estiber4

Los que optamos por las clases, somos conducidos por un monitor de la escuela oficial a la zona de iniciación, donde, paso a paso y, en función de la evolución que iba observando en cada uno de nosotros, fue transmitiéndonos enseñanzas que nos estaban haciendo progresar del modo adecuado, evitando los terribles vicios que uno puede coger con facilidad y que después, una vez instaurados, resultan realmente difíciles de corregir. Lo cierto es que, tras las tres horas que duró la clase, nos sorprendimos a nosotros mismos del nivel alcanzado.

Estiber 1

Tras las clases, nos reunimos con los compañeros de aventura que habían decidido realizar el plan alternativo consistente en descubrir, acompañados por un monitor, algunos de los numerosos rincones con encanto de la estación. Su cara de satisfacción hablaba por ellos y durante el reponedor almuerzo en el acogedor restaurante a pie de pistas del sector de Pal, tuvimos tiempo de contarnos múltiples anécdotas.

Estiber 5jpg

Por la tarde, de regreso al hotel, hicimos una parada técnica de nuevo en Pic Negre, donde aproveché para cambiar el material de esquí por una tabla de snow, a fin de disfrutar de forma diferente el siguiente día. Me llamó la atención la calidad y estado del material entregado. Sabía que, aunque no era mi propio material, iba a disfrutar con éste tanto como si realmente lo fuera.

Después de dedicar lo que restaba de tarde a pasear por las calles de Andorra la Vella, ponemos rumbo a la Borda Estevet (http://www.bordaestevet.com/), bonito restaurante, exquisitamente decorado y donde nos es ofrecida una suculenta cena. La verdad es que podemos corroborar su especialidad en carnes a la brasa, aunque la calidad de los postres tampoco era para menos. Después de reponer sobradamente las calorías consumidas durante el día, algunos decidieron estirar la noche, saliendo a tomar una copa en uno de los locales de la zona.

Estiber 6

A la mañana siguiente, el destino era Grandvalira (http://www.grandvalira.com/), el dominio esquiable más grande de los Pirineos y dotado con unas infraestructuras del más alto nivel. Existen seis puntos de acceso a sus 196 km esquiables. Para la ocasión, nos aproximamos al sector de El Tarter, donde una telecabina nos aproximó a una zona en la que, aparte de contar con múltiples servicios disponibles, nos llamó poderosamente la atención la espectacularidad del snowpark que teníamos justo enfrente.

Estiber 7

El día prometía, ya que, aparte de unas condiciones de nieve polvo increíbles, propiciadas por toda una noche nevando sin tregua, se sumaba una meteorología de lo más favorable para disfrutarlo a tope. Tras desayunar en la cafetería de la estación, fuimos guiados por un monitor de la escuela oficial, quien nos condujo a varias zonas en las que tuvimos ocasión de “desfogarnos” sobradamente. Durante más de tres horas exploramos a ritmo frenético todo lo que pudimos y más, aunque sabemos que, realmente, solo supuso un pequeño porcentaje respecto a lo que este enorme dominio esquiable ofrece.

Estiber 7

Tras el “subidón”, nada mejor que un buen almuerzo en “La Arrocería”. Exquisito restaurante en el que, tras degustar unos abundantes y variados entrantes, platos como el arroz de montaña o el cochinillo, nos dejaron más que satisfechos.

Estiber 9

Durante el viaje de vuelta, era inevitable pensar en lo bien que lo habíamos pasado y lo perfectamente que había sido organizado todo. Durante estos días hemos podido comprobar de primera mano que Estiber Viajes tiene un valor añadido muy importante. Este no es otro que el hecho de que consiguen, gracias a su experiencia y buen hacer, que no te tengas que preocupar de nada, tan solo de disfrutar de tu deporte favorito 🙂

Álvaro Rodríguez y Mercedes Arcos