FERRAN LATORRE SITUARÁ EL CAMPO 3 A 7.300 METROS

Ferran Latorre acompañado de los franceses Hélias Millerioux y Yannick Graziani, han iniciado el ataque a la cima del Nanga Parbat por una ruta más larga y nunca lograda de la vertiente norte del Diamir. Una ruta que han intentado varios alpinistas, como Reinhold Messner y Simone Moro, pero que nunca nadie ha conseguido finalizar con éxito.

Esta mañana la expedición ha salido pronto del CB, sobre las cinco de la madrugada, para evitar la caída de piedras por el corredor de entrada, muy probable con la salida del sol y el calor, rumbo al C1.
Una vez instalados en el C1 la estrategia de la expedición variará según la previsión meteorológica. De momento parece que los días 10,11 y 12 pueden ser buenos, aunque con algo de viento. En función de ello, la intención de Ferran es subir el día siguiente al C2, donde tienen una tienda en 6.500 metros, para desmontarla y subirla unos doscientos metros más arriba, situando así el nuevo Campo 1 a unos 6.700 metros. En este punto, según la meteorología, la expedición esperará un día o dos para seguir adelante.

Cómo atacar la cumbre, la gran incógnita

El campo 3 lo instalarán en un collado situado a unos 7.200 o 7.300 metros. Este sería el punto de partida del ataque a la cima. El itinerario a partir de allí es desconocido por la expedición y de hecho ya varía respecto a los anteriores intentos desde los 7.200 metros. En este punto se debe dar la vuelta a un espolón que da acceso a la cuenca de Bazin, y permite ver el largo flanqueo que hay que recorrer hasta la pirámide final. Hélias Millerioux, Yannick Graziani y Ferran Latorre tendrán que decidir el itinerario in situ.

Para atacar la pirámide final, hay dos alternativas. O bien escalar un corredor indefinido que lleva hasta la cima Norte del Nanga Parbat, o bien ir a buscar el collado septentrional para escalar la arista hasta la misma cumbre norte. Desde ésta, una arista plana y en principio fácil llevará a la expedición hasta la cima principal.

Ferran Latorre - ruta - Sportvicious

Cumbre y bajada con esquíes a 7.000 metros

Una vez hollada la cumbre Hélias Millerioux, Yannick Graziani y Ferran Latorre tienen previsto calzarse los esquís en el pie del corredor final o en el collado. Los dos puntos están situados a unos 7800 o 7900 metros. A partir de ese punto comenzarán el descenso esquiando hasta los 5.000 metros. Una increíble experiencia que ya experimentaron durante el proceso de aclimatación pero que esta vez viene acompañado de la recompensa de haber hollado la cumbre con lo que las sensaciones serán mayores.

Ferran Latorre acompañado de los franceses Hélias Millerioux y Yannick Graziani atacarán la cumbre aprovechando la ventana de buen tiempo prevista para finales de esta semana. La expedición estará bien atenta a los pronósticos meteorológicos.