MALLORCA 312, MARCHA CICLOTURISTA A GOLPE DE PEDALES

Ayer se disputó la marcha cicloturista internacional Mallorca 312, una carrera con tres distancias diferentes: 312, 225 y 167 kilómetros. La competición más larga es la que da nombre a la carrera dando una vuelta circular a toda la isla. La competición celebraba su octava edición con unos 6.500 inscritos entre los cuales destacaban pentacampeón del Tour de Francia, Miguel Indurain y el campeón mundial de triatlón Mario Mola.

Este año el recorrido más largo presentó una pequeña variación respeto la edición pasada. Los participantes se libraron de realizar un bucle, donde el año pasado hacia pensarte dos veces realizar el bucle o dejar la carrera en los 225 kilómetros, una distancia suficiente para muchos practicantes de este deporte que es el ciclismo en ruta.

Además la organización había introducido un cambio a la hora de programar las salidas, como es de costumbre las carreras más largas que necesitas emplear más tiempo salían las primeras, por lo que la Mallorca 312 empezaba a las 8:00 de la mañana mientras que las otras dos distancias se retrasaban la salida en un espacio de tiempo de hora y media.

Este año hemos decidido participar en la benjamín de todas las tres carreras con una distancia de 167 kilómetros. La organización puso a disposicion de los participantes nuevos circuitos, y la pequeña no se ha salvado del aumento de desnivel positivo con un puerto más respecto al año anterior.

Como viene siendo habitual en la Mallorca 312, los primeros kilómetros fueron llanos para realizar una aproximación a la Serra de Tramuntana, es allí donde prácticamente se realiza todo el desnivel de la prueba. Ascendiendo y descendiendo por las calas más abruptas de esta fantástica isla que es Mallorca. Una vez acabado este sector y te diriges dirección a Palma donde el desnivel se reduce aunque no debes bajar la guardia porque existen infinidad de subes y bajas hasta llegar a la meta.

El día amaneció radiante, con un sol que hacia agradable ciclar con tu bicicleta, nada que ver con el año 2016 donde llovió casi todo el día de forma intermitente.

Los más de 6.500 ciclistas pudieron disfrutar de un día fantástico de ciclismo compartiendo confidencias con sus compañeros y divisar los increíbles parajes que te ofrece la isla de Mallorca.