CAT700 2017 Sportvicious

CAT700 RECUPERA LA FILOSOFÍA DEL CICLISMO BREVETISTA

Del 1 al 5 de julio se ha disputado la tercera edición de la CAT700, una prueba singular de bicicleta de montaña, de cerca de 700 kilómetros que cruza Cataluña de norte a sur, de los Pirineos al Delta del Ebro, de la alta montaña a la playa.

La CAT 700 se resume en tres conceptos: larga distancia, non-stop y autosuficiencia. Única de estas características en la península, recupera la filosofía original del ciclismo brevetista –individuo y máquina autosuficientes, sin ayuda externa‑, adaptándola ahora a la bicicleta de montaña.

La organización establece un máximo de 5 días para completar el reto. A partir de ahí cada participante gestiona su tiempo, su físico y su mente para superar los kilómetros estableciéndose estrategias de distintos tipos.

La salida se daba el sábado 1 de julio a las 7:00 desde Les, en la Val de Aran. Los primeros kilómetros fueron muy duros con condiciones climatológicas adversas de lluvia y frío nada habitual de la época, con temperaturas bajo cero en las cotas más altas. Tras una primera jornada que dejaba huella a todos los participantes, y tras superar los Pirineos volvía el calor de julio y la exigencia de la prueba, ahora no por el frío, sino per el recorrido. Y es que como dicen los participantes, se trata de una prueba donde no se regalan los kilómetros.

CAT700 2017 Sportvicious 1

Los participantes destacaban en meta la exigencia de algunos tramos en la zona central de catalunya, las dificultades que se encontraron a lo largo del recorrido y que uno de los atractivos de la CAT700 es que te descubre algunas de las comarcas menos visitadas de Cataluña, con todos sus cambios de paisajes: Pirineos, Pre pirineo, tierras de secano, zonas de regadío, viña y arrozales.

El primer participante en llegar a meta fue el tarraconense Joan Carrillo, revalidando ya la victoria conseguida en 2016, pero rebajando el tiempo. Joan llegaba al Delta tras dos días y 3 horas de pedaleo constantes con pocas paradas. La primera mujer, la gerundense Isabel Gelada, llegaba tras 3 días y 1 hora. El último participante fue el leridano Ferran Alemany que completo el total del recorrido en un meritorio tiempo de 4 días y 13 horas.