ANNA FROST UNA AUTÉNTICA VETERANA DEL TRAIL RUNNING

Anna Frost es ya una veterana —si se puede considerar a alguien veterana con 36 años— en el mundo del trail running. La corredora de Salomon Internacional inició su carrera profesional en 2004.

¿Eres supersticiosa?

¡No, gracias a Dios!

La corredora neozelandesa ha vivido en su propia piel las dos caras que tiene el deporte de alta competición: los éxitos deportivos y una de las peores plagas de lesiones.

Después de pasar todo el 2013 fuera del circuito mundial de carreras, los tres años siguientes sufriste varias lesiones que, aun siendo menos importantes, te obligaron a parar la competición. ¿Llegaste a pensar que quizás se había acabado tu carrera deportiva?

¡No! Por suerte durante los últimos años he podido correr muy bien cada vez que me recuperaba de las lesiones.

El año 2013 fue sin duda alguna el peor de tu vida deportiva pero nos regaló uno de los episodios más emotivos y preciosos que Salomon Running ha producido, Salomon Running TV S3 E02. ¿Cómo sentiste esa vuelta a casa?

Anna Frost: Siempre me gusta regresar a casa. La familia y los amigos de toda la vida son los que mejor entienden lo que necesito en cada momento. Volver de vez en cuando a mis raíces me ayuda a encontrar la fuerza y volverme a conectar conmigo misma.

Anna también ha vivido grandes éxitos deportivos. Vencedora en Transvulcania en dos ocasiones, Speedgoat 50K y Hardrock 100 también dos veces, Bear 100 y Trail du Colorado en la isla Reunión en una ocasión, entre otras grandes pruebas del circuito mundial. ¿Cuál fue tu primera victoria internacional?

La San Francisco TNF50 era la primera vez que disputaba cincuenta millas y gané. Fue tan doloroso y duro como gratificante.

¿Qué significa para ti Transvulcania?

Me encanta la isla, la gente, la carrera… ¡Es simplemente increíble!

¿Es tu carrera favorita o hay otra mejor?

Tengo tantas carreras favoritas… Para mí, todas son especiales de una manera u otra. Por ese motivo me encanta correr tanto. Es difícil quedarse con una carrera. Todas forman parte de mí.

¿La victoria en 2010 de las Skyrunner World Series fue tu salto deportivo definitivo?

Sin duda supuso un gran trampolín para mí. Pero cada carrera, tanto si he acabado en primera posición como si una lesión me ha obligado a retirarme, ha acabado siendo un gran salto hacia delante para aprender a competir o entrenar de forma más inteligente.

Apenas hacía un año que formabas parte de Salomon Internacional, ¿no es así?

Sí, mi relación con la marca francesa Salomon empezó en 2009.

Para Salomon no solo corres, sino que también diseñas tu propia línea de ropa. ¿Lo sigues haciendo?

Sí, es un proyecto fantástico. Estamos constantemente involucrados en el desarrollo de nuevos productos, especialmente con la gama SLAB.

Tu hogar, Nueva Zelanda, da la impresión desde fuera que ha marcado mucho tu personalidad. El amor por la naturaleza, por la vida saludable, por tomarse las cosas con calma… ¿Cómo te ves a ti misma?

Supongo que igual que todos los demás. Me encanta la naturaleza, me encanta el aire libre, me vuelve loca el chocolate y también el café. Me considero una persona en constante búsqueda de la felicidad y alegría.

En otra hermosa película de Salomon, “Paradise Lost”, se puede ver otro de los lugares donde has vivido, Papúa Nueva Guinea. ¿Cómo fue tu infancia en Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea?

Pasé mi infancia más temprana en Papúa Nueva Guinea. Era una niña muy pequeña. Luego nos mudamos de nuevo a Nueva Zelanda cuando cumplí los cinco años. Pero sin duda, crecer allí rodeada de aquella cultura, los viajes siendo tan pequeña, el tener que adaptarme a nuevos entornos y sus constantes desafíos, me marcó.

¿Cuándo y cómo decidiste empezar a correr?

Siempre corría y era muy activa en todos los deportes que hacía en la escuela: hockey, triatlón, remo, carrera campo a través… En 2004 hice mi primera carrera de montaña en Nueva Zelanda y me gustó tanto que seguí participando en el circuito de carreras en Europa y ya me enganché. He estado corriendo desde entonces.

¿Cómo es el paso de correr media distancia a ultra distancia?

Anna Frost: Paciencia y consistencia. El paso más duro al que te enfrentas es la noche. Si no puedes o no se te da bien correr durante la noche, tienes que trabajar en ello.

¿Qué se necesita para correr durante tantas horas seguidas?

Sobre todo fuerza mental y tenacidad, y ¡un montón de sisu!

[Sisu es una palabra finlandesa que suma valentía y bravura, ferocidad y tenacidad, capacidad de seguir luchando después de que la mayoría de gente hubiera renunciado, y de luchar con la voluntad de ganar. Los finlandeses traducen “sisu” como “espíritu finlandés”].

¿Se sufre más física o psicológicamente?

Se sufre un poco de ambos. En una carrera que te lleva tantas horas en completar, es inevitable pasar por momentos en que te va a doler cada músculo de tu cuerpo y tu mente va a pedir que abandones. Aprender a lidiar con ello es lo que nos hace mejores corredores y personas.

¿Qué diferencias hay entre correr de día o cuando cae la noche?

Mentalmente, cuando está oscuro, el cerebro te manda señales que lo mejor es estar en casa descansando. Es normal. Nos pasa a todos los corredores. Así que es importante enseñarnos a nosotros mismos que está bien estar allí, realizando un esfuerzo. También la cafeína y una buena luz de un frontal marcan la diferencia.

¿Qué te resulta más difícil a ti?

A mí personalmente me encanta correr tanto con la luz del día como bajo un manto de estrellas. Es parte de la emoción de hacer una carrera de larga distancia.

Hay corredores que se hacen trucos a sí mismos, autoengañándose, o se inventan juegos para no quedarse dormimos, incluso los hay que pueden llegar a correr espacios de tiempo cortos mientras echan un sueño. ¿Cómo lo gestionas tú?

Anna Frost: Empiezo a comer y beber cafeína temprano para mantenerme despierta. Una vez cae la noche, por lo general, un pacer se une a mí para darme conversación y mantenerme en pista. Me concentro en disfrutar de la noche, las estrellas, la luna, los sonidos a los que no siempre estamos acostumbrados.

¿Cómo es el trail running en tu hogar, Nueva Zelanda?

¡Es maravilloso! Hay infinidad de opciones y lugares para explorar y también mucha gente para compartir experiencias.

Después de vencer en The Coastal Challenge 2016, la competición por etapas de trail running más importante de Costa Rica y seguramente una de las 10 mejores y más desafiantes a nivel mundial, ¿parece que afrontas un 2017 más ilusionante?

Esta era la tercera vez que participaba en The Coastal Challenge y mi intención era simplemente terminar la carrera. ¡Estaba muy decidida a terminar! Llegaba con una buena base de entrenamiento desde el verano en Nueva Zelanda, así que me sentía realmente bien. Me torcí el tobillo el tercer día pero, ¿quién no se torció el tobillo en algún momento? Acabar ganando fue fantástico y más haberlo compartido con un gran grupo de amigos, corredores, organizadores y voluntarios.

En 2012 fuiste segunda en la Cavalls del Vent, la actual Ultra Pirineu, ¿volveremos a verte por el Pirineo catalán?

Anna Frost: Por supuesto, me encantan los Pirineos. Definitivamente volveré. Es más o menos lo mismo que pasa con Transvulcania; hay muchas carreras que me gustaría disputar repartidas por el mundo y unas veces tienes que decir que no a ciertos destinos.

¿Cuál ha sido la rival más dura a la que te has enfrentado?

Anna Frost: Ha habido tantas mujeres duras e inspiradoras con las que he tenido el privilegio de correr… Y es maravilloso ver que cada año, más y más mujeres competitivas están haciendo cola para demostrar su calidad.

Cada vez hay menos distancia en la clasificación entre el primer clasificado masculino y la primera mujer. ¿Veremos algún día a una mujer primera de la clasificación general?

¿Por qué no? Las mujeres cada vez están más cerca de las primeras posiciones y no sería extraño ver algún día una carrera liderada por una mujer. Especialmente en distancias más largas.

¿Qué haces cuando no está corriendo carreras o entrenando?

Me encanta tomar café con mis amigos, leer, hacer joyas… Las joyas siempre han sido un hobby para mí. De pequeña me encantaba recolectar flores y hacer manualidades. Ahora lo puedo hacer de manera profesional. ¡Podéis verlas en mi página web!

El deporte le debe una nueva oportunidad a esta gran luchadora. Terminar un año completo sin dolor sería lo más justo. Anna Frost se lo merece. Muchas gracias por ser una fuente de inspiración.

Entrevista realizada por Oscar Cusidó

Fotografías de Salomon Running, Kelvin Trautman y Andrés Vargas

Si te ha gustado esta entrevista visita nuestra sección de entrevistas a atletas