SCOTT SUPERTRAC RC – 360º DE BUENA TRACCION

Una vez más, desde SPORTVICIOUS os traemos y analizamos uno de esos productos que denominamos “racing” y que ha nacido para que se pueda correr muy rápido por la montaña: LAS SCOTT SUPERTRAC RC.

Ya no nos sorprende ver que competición tras competición de cmontaña, los corredores cada vez están más preparados y baten récords que hasta hace poco parecían impensables. Muchos de los retos personales que se proponen se cimentan en la velocidad de la acción.

Es un hecho contrastado que cada día se corre más rápido por el monte y las grandes marcas deportivas, sabedoras de ello, contribuyen con la creación de productos específicos para tal fin.

Es el caso de la marca americana Scott que ha creado toda una gama de productos que tan solo por su nombre, RC (Race Components), nos indica claramente para lo que han sido creada.

Las Scott Supertrac RC con su única combinación de colores potentes y aposemáticos como el amarillo flúor y el negro profundo (iguales para toda la gama RC) se tornan aún más agresivas si cabe, cuando descubres su suela. Una suela que ya ha ganado un premio en la feria Outdoor por la novedad de su diseño y que podemos certificar que funciona perfectamente en lo que a tracción se refiere.

La novedad reside en la disposición de su taqueado de formas flechadas, que parte radialmente desde el primer metatarso y que se intercala cubriendo cualquier dirección posible de desplazamiento.

Tacos de diferentes alturas que van in crescendo desde la zona media de la zapatilla donde son más pequeños para los apoyos mediales y se agrandan a medida que se aproximan y expanden hacia un rocker delantero de 3,5 centímetros y hacia su talón biselado.

Para la media suela, SCOTT ha optado por su conocido compuesto aerofoam+ decorado con chevrones en posición horizontal a lo largo de todo el perímetro. En ella se destaca su geometría con un “flare angulado”, que comienza siendo positivo hasta la zona media para posteriormente convertirse en negativo.

Carente de placa antirocas y control de estabilidad, sus alturas son de 17,5 milímetros delante y 22,5 milímetros detrás. Lo que hacen un drop de 5mm para estas súper voladoras que flexan con gran facilidad.

El upper de las Scott Supertrac RC nos ha encantado, de tacto algo acartonado, se siente robusto y carece de costuras. Una puntera semirígida contrasta con la solidez de su talón y salvo dos tirantes al comienzo de los ojales, la sujeción del pie queda a cargo de los finos termosellados que hacen un buen trabajo.

Como no podía ser de otra forma para unas zapatillas de este calibre y tan ligeras (265 gramos en nuestra báscula para un 43EU), su lengueta es muy fina. Resulta raro que no esté unida al upper y cuente con tan solo un pasador central, pero esto queda suplido al ser más ancha de lo normal y con curvaturas superiores diseñadas para adaptarse bien a la altura del tobillo. Un bonito detalle por parte de Scott, ha sido dotarla de pequeños acolchados que coinciden con los cruces de los cordones. De esta forma, la presión que ejercen sobre nuestro empeine se ve minimizada sin perder la sensación de sujeción.

Algo que le resta puntos es que carece de bolsillo o algún sistema para recoger el sobrante de los cordones planos. Unos cordones que corren relativamente bien por los ojales y en cuyos aglets se puede apreciar la palabra RC. Todo un detalle de calidad.

Para finalizar, en su interior descubriremos por un lado, la carencia total de costuras que puedan producir roces a nuestros pies, y por otro lado, una plantilla extraíble de contornos medios, hecha enteramente de espuma Eva de 4mm y que resulta muy suave al tacto, sin el típico tejido superior.

Si te interesa este test quizás te gustaría echar un vistazo a nuestra sección de material.

EL COMPORTAMIENTO DE LAS SCOTT SUPERTRAC RC

En la primera toma de contacto con ellas y una vez en el terreno, las sentimos cómodas y notamos la sensación de seguridad por su manera de abrazarse al empeine. En ningún momento sentimos la necesidad de tener que volver a ajustarlas una vez atadas. Sus cordones no se destensan lo más mínimo.

La sorpresa nos vino cuando, durante ese mismo rodaje y hasta en tres ocasiones diferentes, tuvimos pequeños amagos de torceduras. Es, en este caso, cuando uno se da cuenta de lo que tiene bajo sus pies.

Hay que cambiar el chip de nuestra cabeza, no estamos corriendo con unas zapatillas cualquiera. Son unas perfectas voladoras que requieren para su dominio una buena técnica de carrera y ser rápidos de reflejos. Una vez eres consciente de ello, no es difícil hacerse con ellas, pero no puedes dormirte en los laureles.

Pensamos que la espaciada distancia del taqueado perimetral unida a ese pequeño “flare negativo” que comentamos anteriormente, son las causantes de esos pequeños avisos. Seguramente una incorrecta técnica de carrera tampoco ha ayudado a ello… todo hay que decirlo.

Posteriormente nada de esto ha sucedido y donde mejor se han comportado ha sido en zonas embarradas. Su taqueado se comporta a la perfección, siendo muy eficaz en la tracción lateral.

Es verdad que en contadas ocasiones, y con barro arcilloso rebelde, se nos ha creado el tan molesto “zueco”, pero son capaces de deshacerse de él a los pocos metros. Barro que en otros modelos de zapatillas se encasquilla y se arrastra hasta el fin.

El fit de las Scott Supertrac RC da mucha seguridad en las zonas técnicas, el pie no baila en su interior y permite unos apoyos seguros y bastante precisos. En este tipo de zonas y cuando la roca está mojada deberemos ser más ágiles y estar atentos.

Cautos en un principio durante las bajadas, son muy buenas acometiendo las curvas cerradas a toda velocidad. Una vez más se puede sentir el agarre de la suela lateralmente.

En las transiciones entre terrenos y cuando hemos coincidido con pistas de cemento o asfalto, apenas se sienten los tacos en la parte delantera de la zapatilla. El aerofoam no permite que se nos claven como en otros tipos de voladoras, aunque tampoco es una amortiguación que se deje sentir en exceso.

Sin ninguna duda, las Scott Supertrac RC con su estética agresiva, son una de las mejores opciones para nuestras competiciones rápidas. Aunque nerviosas, se dejarán dominar fácilmente si eres un tipo ágil y ligero que guste de correr a toda velocidad.

¡Pruébalas y nos cuentas!

Juan Ramón Rodríguez Baglietto