MASAJES DEPORTIVOS – SUS BENEFICIOS Y TIPOS

Unas de las terapias más conocidas y agradables dentro de la fisioterapia son los masajes.

Actualmente son numerosos los artículos científicos que hablan de los beneficios de los masajes deportivos:

  • Efecto sedativo y relajante. Se liberan unas hormonas llamadas endorfinas que disminuyen el dolor y también el contacto piel con piel nos hace sentir bien por la hormona serotonina.
  • Aumenta la circulación sanguínea y linfática por aumento del calor corporal y su efecto mecánico.
  • Alivia la rigidez muscular y articular.
  • Mejora la absorción de desechos metabolitos provinentes del ejercicio, como el lactato, mejora la absorción de nutrientes y oxígeno por parte de los musculos y por tanto disminuye el tiempo de recuperación.

En los últimos años ir al fisioterapeuta se ha popularizando mucho, antes solo era un lujo para los deportistas de élite. Muchas veces solemos dejarlo para última hora cuando ya tenemos algún tipo de lesión, olvidándonos por falta de tiempo, crisis, etc. Nuestros músculos se recuperan mucho mejor por tanto podremos recuperarnos antes y estar más fuertes.

No olvides de visitar nuestra sección de salud donde encontrarás artículos relacionados con alimentación, entrenamiento, yoga, etc.

En fisioterapia deportiva normalmente distingimos 3 tipos de masajes segun el tiempo de aplicación:

  1. Pre-competicion. Es un tipo de masaje con técnicas rápidas y no muy profundas para calentar el músculo justo antes de la competición. Muy efectivo con crema calentadora en invierno. También en ultradistancia o en el entremedio de partidos nos podemos beneficir de un masaje suave por si nos notamos cargados.
  2. Post-competición. Dependiendo del estado de los músculos se dará suave en las horas posteriores a la competición o en competiciones por etapas con más intensidad y profundidad. Pero si nos hemos pasado de rosca y tenemos agujetas quizás es conveniente esperar 1-2 días para el dolor. También es conveniente darse duchas con agua fría y caliente para activar la circulación y no tener sensación de piernas pesadas.
  3. Descarga. Entre períodos de entrenamiento o los 3 días antes de la competición. Se trata de un masaje más lento y profundo. El día después se aconsejan rodajes suaves. Va bien hacérselo periódicamente para así poder prevenir lesiones y estar a punto para entrenar. Cada semana en deportistas de élite o en caso de lesión y en función del estado de nuestros músculos, del entreno y del bolsillo, se hace cada 2-3 semanas, cada mes… ¡Pero no os esperéis un año en ir a ver a vuestro fisio!

Mercè Tusell