Trace Catalane Sportvicious 2018

TRACE CATALANE DISPUTADA BAJO UNA INTENSA NEVADA

El pasado domingo día 7 de enero del 2018, se disputo la 30ª edición de la carrera de esquí de montaña: La Trace Catalane siendo la primera competición open de esquí de montaña 2018, de la Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya (FEEC).

La Trace Catalane se disputa en la estación de esquí de Les Angles (Capcir), situada en el sur de Francia la cual dispone de unas buenas instalaciones incluyendo un telecabina. Generalmente la carrera empieza y termina al final del telecabina, situado a 2.100 metros, pero este año el recorrido empezó en la base de la estación situada a unos 1.650 metros. Fue el temporal de nieve el que hizo realizar pequeños cambios en el recorrido.

Para ese fin de semana las predicciones de tiempo era malas y fueron las causantes de que la asistencia de participantes fuera reducida. Tan sólo unos pocos valientes asistimos a la cita de la 30ª edición de la Trace Catalane 2018.

Nos gustaría felicitar a la organización de la carrera y de la estación de Les Angles, por diseñar un recorrido correcto en tan malas condiciones climatológicas.

La carrera empezó a las 8.30 AM con puntualidad y esto hizo que algunos no estuvieran preparados al pistoletazo de salida, teniendo que esforzarse al principio para dar alcance al grupo.

La primera subida de 750 metros se hizo muy larga, porque la nieve era húmeda y no dejaba que las pieles se deslizaran correctamente llegando a empaparse las pieles de foca y produciendo zuecos en ellas. Esto hizo que muchos participantes incluyéndome a mí, tuviéramos que parar para cambiarnos las pieles por unas de secas. Al colocarnos las pieles húmedas entre nuestro cuerpo y la ropa para intentar secarlas, la humedad se caló en nuestro cuerpo y en nuestras ropas dejándolas mojadas.

Sigue las carreras de esquí de montaña en nuestra sección de esquí.

En la cota 2.400 metros la nevada era intensa reforzándose por el viento, si a esto le sumamos que íbamos empapados, la sensación de frío era alta. Llegados allí realizábamos un descenso técnico pero bonito de 300 metros. En este punto se realizaba un bucle pasando tres veces por este mismo punto. Estas dos vueltas de 300 metros de bajada y 300 metros de subida fueron preciosas y alpinas, pasando por la otra vertiente de la ladera. Si la visibilidad hubiese sido buena se puede llegar a ver el Pico del Carlit, situado a 2.930 metros, pero la intensa nevada no nos dejó ver el fantástico paraje.

Los zuecos se repetían en cada subida, a veces adelantabas a corredores y al rato te adelantaban ellos a ti. Después de la segunda bajada nos quedaba otra bajada de 350 metros donde al principio de la bajada podías descender rápido pero hacia el final de ella tenías que empujar fuerte con los palos para remar. Hubo un momento que ¡me dolían más los brazos que las piernas!

Esta carrera siempre termina en subida y en esta ocasión no fue diferente, aunque solo sean 50 metros, es en ese momento cuando se decide la clasificación final de la competición.

A nivel competitivo, en categoría masculina la victoria fue para Marc Pinsach (Colla Excursionista Cassanenca). Cruzó la meta en segunda posición Jordi Alís (Club Esquí Cerdanya Skimo Team). El tercer clasificado fue el andorrano Martin Gerber.

En categoría femenina la mejor fue Clàudia Galícia (CE Cerdanya Skimo Team). La segunda posición fue para Anna Güell y la tercera fémina fue Núria García.

Queremos felicitar a  la Association Sport Montagne Cerdagne Capcir porque consiguieron diseñar un recorrido entretenido y divertido que nos hizo trabajar todos nuestros sentidos.

Alex Clarasó

Declaraciones de Clàudia Galicia, vencedora de la competición

“Un año más la organización de la Trace Catalane organizó una gran carrera con un bonito recorrido aunque las condiciones meteorológicas no fueron muy favorables porque estaba nevando y hacía viento. La primera subida fue por pista pero la segunda parte de la carrera fue por fuera pista por la zona de Camporells. Las bajadas eran técnicas pero todo estaba bien trazado. Al final salieron más de 20 kilómetros con un desnivel positivo de 1.500 metros aproximadamente.

En cuanto a mi resultado deportivo, estoy muy contenta porque tenía ganas de participar en una competición individual antes de la primera individual de la temporada internacional que es la Copa del Mundo de Suiza. Estoy contenta porque tuve buenas sensaciones y fue un buen test para enfocar el resto de carreras más importantes de todo el año. Contenta de competir en casa con la gente cercana y disfrutar de un día de esquí de montaña”.