Edreams Mitja Barcelona Sportvicious 2018 Víctor Gómez

eDREAMS MITJA BARCELONA POR VÍCTOR GÓMEZ

El pasado fin de semana participamos en la eDreams Mitja Barcelona de la mano de Sportvicious. La Mitja es la media maratón por excelencia de la ciudad de Barcelona, una gran carrera bien ubicada en el circuito nacional e internacional de medias maratones.

Es una carrera rápida y óptima para lograr realizar MMP (mejor marca personal) y record de la prueba. Con un alto índice de participantes, rondando los 16.000, que la convierten en una de las más multitudinarias… y es que entre todos esos participantes encontramos mucho atleta local y muchos otros nacionales e internacionales.

Dado a su prestigio y a su circuito rápido, la convierten en una prueba muy atractiva para atletas profesionales que vienen a intentar franquear el récord de la prueba y que precisamente en esta última edición consiguieron batir por debajo de los 60 minutos.

La eDreams Mitja Barcelona está muy bien organizada y posicionada pero sin en alguna cosa peca es en el precio de la inscripción por ser cara, aunque también es cierto que si la comparamos con otras pruebas internacionales, no podríamos decir lo mismo. A ese alto precio de la inscripción hay que sumarle una pobre y escasa bolsa del corredor que pudimos recoger en la expo o feria del corredor (ubicada en la Plaza de las Arenas) los días previos a la carrera (viernes y sábado) con fácil accesibilidad para llegar en transporte público. En dicha feria pudimos recoger el dorsal y la camiseta sin colas ni esperas gracias a la buena organización y numeroso personal voluntario que ejercen una gran labor y son la clave del éxito de las pruebas. En dicha expo también se podía visitar algunos stands de productos deportivos, y de otras pruebas deportivas, a más a más de poder probar y comprar material de la marca Saucony (sponsor oficial de la prueba).

Edreams Mitja Barcelona 2018 Víctor Gómez para Sportvicious

Visita nuestra pagina web Sportvicious diariamente para estar informado en todo momento de la actualidad deportiva.

En mi caso, pasé a retirar el dorsal el viernes al mediodía sin esperas ni incidentes, una vez finalizada mi jornada laboral y porque mi lugar de trabajo está muy próximo a la zona de recogida. También pude saludar a un montón de compañeros y conocidos de este pequeño gran mundo del running.

El día de la eDreams Mitja Barcelona amaneció fresco, con temperaturas muy bajas… que a veces pueden resultar algo molestas, pero que sin duda alguna favorecieron para realizar mi tiempo de carrera.

Nos dirigimos a la zona de guardarropa ubicada en la Estació del Nord, bien organizada para que todo fuese ágil y evitar largas colas y esperas, pero aún así hubo momentos de colapso, ya que todo el mundo esperaba al último momento para no pasar frío. Para ello, los voluntarios no permiten entrar en esa zona los atletas si no se han despojado de la ropa de calle y están preparados, simplemente para dejar la mochila. De esta manera se agiliza toda la gestión. Un mecanismo que ya llevan un par de años realizándose. Tras dejar la mochila, nos dirigimos a los aledaños de la zona de salida para realizar un calentamiento consistente en un rodaje más unos progresivos, que en mi caso no sirvieron para quitarme todo el frío del cuerpo. Pero tranquilos, que una vez entramos en los cajones de salida rodeados de gran multitud de participantes, ese calor humano eleva nuestra temperatura corporal.

Encontré falta de más cantidad de WC en la zona de calentamiento para el gran número de participantes y asistentes, estando casi todos ubicado en el Passeig de Lluís Companys.

Nos dirigimos a la zona de salida de la eDreams Mitja Barcelona, distribuida por cajones de tiempos (en función de nuestras marcas personales para no entorpecer el ritmo de los participantes) y varias salidas (creo recordar que 4 en total). Particularmente encuentro los cajones muy cortos para tantos participantes, estos deberían ser más grandes! Una zona de salida que se ha visto estrechada debido a la colocación de las separación del carril bus y bici (evitando accidentes entre los participantes). Creo que no ha sido un aspecto del todo negativo, ya que este hecho ha provocado que involuntariamente haya más espacio para transitar hasta el cajón correspondiente, lo cual era prácticamente misión imposible en ediciones anteriores, provocando nerviosismo entre los participantes.

En los cajones de salida se encuentran perfectamente identificadas liebres que marcarán el ritmo a muchos participantes. Muchos ritmos y muchas liebres de un mismo ritmo, quizás éstas podrían estar repartidas entre las diferentes salidas (por ejemplo una liebre de 1h30′ en la primera salida y también en la segunda). La eDreams Mitja Barcelona empieza puntual dando una primera salida para los atletas discapacitados y una segunda salida para los atletas de élite y de ritmos rápidos.

En cuanto al recorrido, mencionar que se trata de una salida complicada con un doble giro a izquierdas y derechas en los primeros 300mts desde el carrer Pujades para encarar la Estación de Francia y la subida al Paralelo hasta la calle Entenza. Los primeros 4 km son exigentes donde hay que gestionar el ritmo y no agobiarse por la gran cantidad de participantes hasta llegar a la Gran Vía donde el terreno ya es más favorable para recuperar el tiempo perdido y encontar el ritmo de carrera. Se trata de una zona agradable, con público volcado hasta llegar a la altura de Paseo San Juan donde descendemos para pasar junto al Arco de Triunfo dejándonos llevar. Es el punto con máxima afluencia de público y animación (a excepción de la zona de meta), ya que se encuentra muy proximo a la zona de salida y meta.

Tras pasar junto al Arco de Triunfo nos dirigimos a la curva que encara la calle Pallars donde se te ponen los pelos de punta al escuchar el griterio de los familiares y acompañantes de los participantes. El recorrido vuelve a ser favorable picando ligeramente hacia abajo hasta llegar a la calle Llacuna donde encontramos un ligero repecho para girar a derecha por la calle Perú y volver a salir a Gran Vía. Seguidamente nos adentramos en la parte más incómoda del recorrido desde mi punto de vista. Tras bajar por Rambla Prim entramos en la Diagonal para hacer un recorrido de ida y vuelta que se hace largo y pesado, sobretodo porque las fuerzas ya empiezan a flaquear. Pero aquí no acaba la cosa… llegamos a la zona Fórum para recorrer la Avenida Litoral. Una zona que si sopla viento puede ser muy molesta, sufrida y desagradable, Afortunadamente no tuvimos esa desdicha y no hubo viento. Llegamos a las Torres Mapfre donde afrontamos los últimos 2km subiendo la calle Marina (sacando el resto) y girando en la calle Pujadas para encarar una larga recta que se hace casi interminable hasta meta.

Edreams Mitja Barcelona MMP Víctor Gómez para Sportvicious

Ahora si… ya tenemos la épica en nuestras piernas recorriendo algo más de esos 21 km de la eDreams Mitja Barcelona para conseguir la marca para la que habíamos salido a buscar. Al final cruzamos ese arco de meta con un crono de 1h22’47” que me teletransportan a un estado de felicidad exultante. Busco a cara conocidas para  felicitarnos y abrazarnos. Preguntamos al staff de la prueba si se había conseguido récord de la prueba, nos contestan con un alegre “si, han bajado de la hora”.

Tras unos escasos segundos nos dirigimos hacia la zona de entrega de medallas de la eDreams Mitja Barcelona para liberar la zona de llegada y evitar colapsos. Encaramos ese pequeño repecho, que ahora nos sabe a gloria, para recibir en nuestro cuello ese metal de finisher que tanta ilusión nos hace. Ese premio que para nuestros seres queridos, en mi caso para mi hijo Bruno de 3 años, se colgará de su cuello hasta que se vaya a dormir por la noche. Nos hacemos la foto de rigor para el recuerdo y nos dirigimos a la zona de guardarropa para retirar nuestras pertinencias sin colas ya que somos de los primeros en llegar.

Así concluímos una bonita jornada de running con una competición más en nuestras piernas. Un entrenamiento más en nuestro camino hacia la Marató de Barcelona 2018. Allí estaremos de nuevo para vivir la experiencia y para pelear por nuestros sueños y retos.

Víctor Gómez