La Patrouille des Glaciers (PDG) 2018 Sportvicious

LA PATROUILLE DES GLACIERS – CRÓNICA DE MARC LÓPEZ

Hay carreras que empiezan mucho antes de la línea de salida y días después de acabarlas aún te hacen pensar. A veces porque es difícil conseguir dorsal en ellas, por lo mítica que es y la historia que tiene, las horas de entrenamiento que has dedicado a prepararla o las sensaciones que has vivido mientras competías, en el caso de la Patrouille des Glaciers (PDG) se suman todas estas cosas.

La logística de la Patrouille des Glaciers es el primer desafío: se sale de Zermatt pero se llega a Verbier y el ejército suizo, que es quién organiza todo esto, no está por transportar corredores ni todo nuestro equipaje de un lado a otro, toca ir ligeros y subir con lo justo para pasar la mañana y competir por la noche. En el tren que nos subirá a Zermatt (hace años que prohibieron los vehículos particulares, así que no queda otra que subir en tren) ya se respira ambiente de esquí de montaña y esto se intensifica al llegar al pueblo.

La Patrouille des Glaciers (PDG) Zermatt 2018 Sportvicious

Visita nuestra sección especializada de esquí.

Una vez aquí, tenemos que demostrar a los militares suizos que hemos traído todo el material obligatorio y nos revisan las medidas y el funcionamiento de cada cosa: desde las gafas de sol a la cuerda, que marcan con una pegatina, ¿quizá para evitarnos la tentación de dar el cambiazo por material más ligero? ¿Para qué podamos lucir un recuerdo de la carrera? Da igual, el tema es que ha pasado todo, así que sólo nos queda el briefing de la Patrouille des Glaciers en la iglesia e intentar comer y descansar que la noche va a ser larga.

La Patrouille des Glaciers (PDG) Control Material 2018 Sportvicious

A las 22:30 horas empezamos a correr por las calles de Zermatt, nos parece sorprendente que a estas horas haya tanto público animando y nos alegra poder calzarnos los esquís a pocos minutos de la salida, este año nos ahorraremos correr unos kilómetros en zapatillas porque hay nieve de sobras.

Encaramos con ganas la primera subida, que nos lleva de 1.616 a 3.650 metros de altitud: un buen rato de noche, frontales, una luna tímida y un frío bastante más intenso del que daban las previsiones. Todo esto sumado al sueño y a que no hemos aclimatado nada, nos hace sufrir un poco y que agradezcamos mucho el primer avituallamiento en Arolla, donde parece que lo lógico sería coger un bus y largarse en lugar de seguir subiendo trazas empinadas.

La Patrouille des Glaciers (PDG) 2018 Sportvicious

Van pasando los kilómetros, el sol va calentado, vamos superando los collados y recibiendo ánimos (y alguna Coca-Cola) de muchos esquiadores que se han acercado al Col de Riedmatten y al Rosablanche a transmitirnos su energía para que sigamos adelante y consigamos llegar después de 60 kilómetros y 4.200 metros positivos, los tres, a las calles de Verbier.

La Patrouille des Glaciers (PDG) Llegada 2018 Sportvicious

La Patrouille des Glaciers (PDG) es una carrera larga y muy nocturna pero tiene una magia especial que hace que valga la pena correrla y compartirla con tus compañeros de equipo: gracias Jaume y Willy!

Marc López