ENTREVISTA A CRISTINA SANS: FINISHER DE MARATHON DES SABLES

Cristina es una persona discreta, tenaz, modesta, responsable y con un gran sentido del humor que se esconde bajo una imagen aparentemente seria.  Médico de profesión, actualmente estudia 2o curso de la especialidad de Medicina del Deporte, actividad que compagina con el trabajo y los entrenos. Desde siempre le ha gustado el deporte, sobretodo correr e ir en bicicleta. Seguramente nunca se hubiese planteado correr la Marathon Des Sables si no hubiera sido por sus compañeros de equipo, que la animaron a confiar en sí misma y a atreverse con esta aventura. 
Mònica Sans
 

Sportvicious: ¿Por qué la Marathon des Sables?

Cristina Sans: Porque es una carrera que siempre he tenido en mente desde que la pude vivir como voluntaria hace 5 años, y aunque nunca sabes cuando será el momento, en esta ocasión me animó un grupo de amigos, quizás no era mi año en cuanto a preparación, pero si la oportunidad de compartir la aventura con ellos.
Sportvicious: ¿Cómo la has preparado?
Cristina Sans: Peor de lo que hubiera querido. Una lesión y motivos laborales me apartaron de los entrenos hasta el punto de pensar que no podría ir… pero básicamente aumentando el volumen de km semanales.
Sportvicious: ¿En tus entrenamientos siempre llevabas la mochila?
Cristina Sans: No, solo la usé un par de veces, pero aconsejo usarla más para poder adaptártela mejor, ver posibles zonas de roce y poder elegir el mejor sitio para llevar el agua.

Cristina luchando por conseguir este magnífico reto

Sportvicious: ¿De cuántos kilómetros fue el entrenamiento más largo que realizaste?

Cristina Sans: Participé en una carrera de 82 km y una maratón de asfalto, siempre con la intención de sumar km, nunca de hacer marca. El entreno más largo que hice sola en un día fueron 40 km.
Sportvicious: ¿En qué tipo de terrenos has entrenado?
Cristina Sans: Mayoritariamente tierra.
Sportvicious: ¿En cuánto tiempo has preparado la prueba de Sables?
Cristina Sans: Al final, descontando el tiempo de parón, unos 3 meses.
Sportvicious: ¿Has compaginado el correr con otro deporte?
Cristina Sans: No.
Sportvicious: ¿Cuántas horas a la semana has entrenado?
Cristina Sans: Más que horas he calculado km, entre 60 y 80 km a la semana.
Sportvicious: ¿Cuánto pesaba la mochila antes de empezar la prueba?
Cristina Sans: 8,3 kg (sin agua) entre parte delantera y espalda.
Sportvicious: ¿Y el último día?
Cristina Sans: No lo sé, no la pude pesar.
Sportvicious: ¿Qué llevabas dentro de ella?
Cristina Sans: La comida liofilizada y ropa. En la parte delantera las barritas y geles para el día y el botiquín.
Sportvicious: ¿Te llagaste los pies?
Cristina Sans: Sí, aparecieron las temidas ampollas, pero no te impiden correr, al final no sientes el dolor.
Sportvicious: ¿Cómo prevenías y curabas las llagas y/o ampollas?
Cristina Sans: Hay gente que desde el primer día ya sale con vendaje preventivo. Yo quise esperar a ver si me salían o no… y el 2º día aparecieron. Las curaba drenándolas con una aguja sin quitar la piel y desinfectando con yodo. Con el clima desértico, durante la noche se secan muy rápido, y por la mañana las tapaba con esparadrapo y ya sí me vendé preventivamente las zonas sanas. Pero también se puede ir al servicio médico de la carrera,  trabajan de maravilla, te curan ellos o si prefieres te dan el material y te lo haces tu mismo.
Sportvicious: ¿Cuál fue tu peor momento y cómo lograste superarlo?
Cristina Sans: En la segunda etapa, 38km, con tormenta de arena durante toda la carrera, iba sola. Después del 1er día sin ninguna ampolla, estaba contenta aunque un poco agobiada por el mal tiempo… y de repente empecé a sentir dolor en el pie y decidí parar a ver… y sorpresa! Primeras ampollas! Que decepción, ya no me libraba! Intenté curarme pero  el viento me llenaba el pie de arena, me volaba el esparadrapo… fue desesperante, tardé bastante tiempo… y un poco desmoralizada arranqué de nuevo, caminando, sin ganas de correr… fue entonces cuando me adelantaron Pilar y Toni, dos hermanos de Murcia, y me dijeron “venga, engánchate” y empecé a trotar con ellos, y remonté!

Luchando contra el viento y las dunas

Sportvicious: ¿Y el mejor momento?

Cristina Sans: Tengo dos: el momento de terminar la 5ª etapa (42km), porque no sabía cómo iba a estar después de la Non Stop de 82km del día anterior, cada día es una incógnita! y sorprendentemente me encontré muy bien, se me hizo corta, acabé muy satisfecha … Y el otro como no, la llegada el último día! cruzando la meta con dos de mis compañeros de equipo, Jordi V. y José, que me esperaron para llegar juntos, fue muy emocionante! Aunque era la etapa más corta (17 km), quizás para mí fue la más dura, notas el cansancio acumulado de tantos días, las piernas ya no tiran, hizo mucho calor, pero era el final y cumplía mi objetivo, terminar y recibir la medalla de Finisher de manos de Patrick Bauer!

Cristina supera los momentos más difíciles con una sonrisa

Sportvicious: Formabais dos equipos: uno Sables.cat-1, formado por Albert Bosch, Joaquím Tribó y Jordi Font; y Sables.cat-2, formado por David Saporta, Jordi Vila, José Arimany y tú misma, siendo la única fémina del grupo. ¿Cómo se comportaron tus compañeros de equipo?

Cristina Sans: Bien, aunque formábamos equipo, desde el principio quedó claro que estábamos con distintos niveles de preparación para afrontar la prueba y que cada uno iba a correr su carrera.

Momentos antes de iniciar la carrera

Sportvicious: ¿Siempre corríais juntos?

Cristina Sans: No, salíamos cada uno a su ritmo, y si en algún momento coincidíamos, íbamos juntos, pero sin forzarnos. En la Non Stop sí decidimos encontrarnos en el penúltimo control para compartir los últimos km y llegar juntos.
Sportvicious: ¿Qué remarcarías de la etapa reina?
Cristina Sans: Los cambios de color del paisaje y del cielo al anochecer, la etapa nocturna de la carrera en las dunas, los momentos de soledad en el desierto… hay que vivirlo!
Sportvicious: ¿Es Sables tan dura como dicen?
Cristina Sans: Si sabes dosificar los esfuerzos y controlar tu ritmo, cada uno a su nivel, escuchando tu cuerpo, creo que es perfectamente asumible. La prueba está que de 849 participantes, sólo ha habido 38 abandonos!
Sportvicious: ¿Qué aspecto hace la dureza de la prueba?
Cristina Sans: Para mi la arena y el peso de la mochila, pero después del primer día ya te acostumbras.
Sportvicious: Para acabar con la entrevista, ¿te gustaría decir algo?
Cristina Sans: Recomiendo totalmente vivir la experiencia, no tiene nada que ver con cualquier otra carrera. La autosuficiencia, el calor, las dunas, dormir en haimas, la convivencia en el campamento, saber gestionar la carrera día a día… hacen de MDS una aventura apasionante y un reto de superación personal hasta límites insospechados.
Todos son finishers de Marathon Des Sables!
Fotos: José Arimany, Cristina Sans y Albert Bosch