1ª MARATÓN DEL MONTSENY

¡Felicidades Pau por esa tercera posición!

A las 8 de la mañana se daba la salida a la 1a edición de la Maratón de montaña del Montseny con un poco más de 400 corredores y un perfil con un desnivel acumulado de unos 5200 metros.

Salimos acompañados de una fina lluvia para encarar los 1eros km por una pista en subida donde se hace una 1a selección en la que quedamos 10 corredores en cabeza de carrera. Al cabo de 5km empieza un sendero que parece un río con fuertes rampas donde el grupo cabecero se reduce a 4 y del que me descuelgo. Es mi 1a maratón de montaña y prefiero reservar hasta encontrar mi ritmo.

Sobre el km 12 poco a poco me voy encontrando bien y vuelvo al grupo de cabeza justo en un tramo rápido y después técnico donde decido imponer mi ritmo, el grupo se reduce a 3 corredores.

Del 16 al 20 recorremos un duro sendero donde después de intentar no caminar dejo atrás al resto de corredores para afrontar las últimas zonas de grandes losas en solitario.

Al llegar al Matagalls el frío y el viento son muy intensos y decido encarar rápidamente la bajada para refugiarme en el bosque.

Tras una espectacular bajada por un sendero cubierto de hojas y zigzags me planto en Sant Bernat en el km 25 para encarar la última subida que me llevará a las Agudes. Una subida continua en la que alterno el intentar correr con caminar sobre todo en los últimos tramos miro alguna vez hacia atrás y veo que tengo una buena ventaja. Es aquí donde me despisto y sufro una caída que me deja el abductor derecho tocado y totalmente embarrado.

Corono las Agudes con gritos de ánimos de la gente de la organización para encarar el sendero que recorre la arista que me llevará hasta el Turó de l’Home. Terreno plagado de losas empapadas que cruzo con precaución.

Llego al Turó donde el viento y el frío vuelven a ser intensos, ya estoy en el km 30 y me quedan 12 km de bajada. Bebo algo rápido y encaro las 1eras rampas y rápidamente me doy cuenta que el camino es literalmente un río.

También me doy cuenta que mi abductor está muy cargado con amagos de rampas y bajo un poco el ritmo justo cuando oigo que un corredor se acerca muy rápido y en un abrir y cerrar de ojos ya voy segundo sin ver al 1ero.

Cojo mi ritmo dejando atrás las rampas más duras para afrontar los últimos 7 km.

Eduard Barceló me pasa y me anima a seguir con él pero no puedo, estoy bloqueado de piernas y ya con rampas que me obligan a parar un momento a estirar.

Parece que no viene nadie más por detrás y poco a poco me acerco a meta por unos divertidos senderos que me llevan a cruzar un río que con las lluvias caídas era necesario cruzar agarrados a una cuerda.

Ya en el km 41 veo otra vez a Edu pero ya demasiado tarde, finalmente 20 segundos nos separarán en meta.

Cruzo la meta muy contento por la experiencia vivida en una jornada tan dura, ¡creo que el año que viene repetiré!

Por último dar las gracias a la organización por todo el apoyo recibido y el esfuerzo realizada en unas condiciones tan adversas. Pau Zamora

Domingo 6 de noviembre, esta fecha quedara marcada en mi mente toda la vida. Ha sido el día que he hecho la carrera más dura de mi vida hasta la fecha, ni ironmans ni puñetas.

Me levante a las 5:45 para desplazarme hasta Sant Esteve de Palautordera. El día ya no empezaba muy bien ya que estaba lloviendo todo el trayecto hasta el pueblo. La carrera empezaba a las 8 de la mañana y no dejaba de llover en ningún momento.

Cuenta atrás y empezamos a correr por la calle mayor. Solo llevamos 500 metros y la organización nos prepara con lo que nos espera. Nos hace cruzar un riachuelo con casi un palmo de agua así que empezamos la primera subida con los pies mojados. Como yo soy un cabezón salgo detrás de Pau Zamora, ¡grandioso error! Aguanto con el grupo los 5 km hasta que entro en razón y pienso que coño estoy haciendo. Dejo que se marchen e intento encontrar mi ritmo.

Voy bien situado hasta el km 16 que es cuando empieza el plato fuerte del día, la subida del Matagalls. Es una subida muy dura de unos 4 km. A falta de 2 km empieza hacer un viento y un frío muy muy bestia. Decido ponerme el para-vientos porque ya no me noto las manos y no para de llover. La parte final es de rocas y con la lluvia se vuelve muy peligroso. Empiezo a tener dolor del soas y las sensaciones son horribles. Por fin llego a la cima donde hace un viento helado y de repente me entran unas rampas que no puedo ni andar. Llego al avituallamiento con dificultades y me dicen que ahora tengo 5 km de bajada hasta San Marsal. La bajada es muy bonita. Transcurre por un bosque de castañeros lleno de hojas por el suelo con trampas piedras debajo. Perfecto para el gran ostión. Por suerte llego a San Marsal sin ningún susto. Estoy muy tocado y supongo que mi aspecto lo reflejaba ya que el chico me dice que si quiero abandonar. Me lo pienso y decido seguir pero recuperándome.

Sigo corriendo hasta aproximarme a la última subida. La del Turo de l’Home. Es una subida por mi experiencia un poco más suave que la primera pero muy de coco ya que ves a las personas que llevas delante porque el camino es de eses. Como no al llegar a la cima quedan 2 km para la cresta. Seguro que es impresionante pero con el día que hacia ¡hoy era horrible!

Por fin llego a la rulot que la organización ha puesto en la cima justo en el km 30. Me paro para tomar un té. No sabía si tirármelo por encima o que.

Nos preguntan si queremos seguir, quedan 12 km hasta Sant Esteve de Palautordera. Empieza la bajada pero con la lluvia que ha caído todo el día parece un descenso de barrancos. He disfrutado mucho bajando ya que era muy técnico y con diferentes tipos de terreno. A dos km de la meta la organización como no tenía ¡la traca final!

De repente dos personas del control me dicen que me ¡agarre a la cuerda! ¡Cómo?! De repente veo un río y la famosa cuerda. Me pillo a ella sin pensármelo y me encuentro con ¡el agua hasta la cintura! ¡No es broma! Una pasada. Bueno sigo por una zona residencial enfilando la meta. ¡Por fin la veo! Paró el cronómetro en 5:28 minutos y la verdad ¡con ganas de repetir! ¡Esto del sufrimiento engancha!

Por cierto felicito a la organización por la carrera y el grupo humano en especial a Carles Pinyol. Y como no a gran Pau Zamora por su 3.er puesto. Xavier Garcia Carabí

6 de Noviembre de 2011, La Marató del Montseny  a las 8:00 da el Pistoletazo de SALIDA para los 400 LOCOS del Trail Run que decidimos embarcarnos en una Jornada ÉPICA para algunos como en mi caso, 1ª MARATÓN y menuda he ido a eleguir para iniciarme, y DESAGRADABLE para otros porque las CONDICIONES METEOROLÓGICAS EXTREMAS de la Jornada han hecho muchos ABANDONOS, varias por HIPOTERMIA.

En 500 metros primer Rio y, pies encharcados!!!,  el grupo ya se forma con 8-9 corredores entre los que después de un rápido pensamiento y estar en el 2º grupo, me encuentro BIEN y decido saltar, ARRIESGAR  y los cojo con FACILIDAD y me mantengo COMODO en el. Gente de la Altura de Jaume Folguera, Pau Zamora, etc… empiezan a apretar subiendo hasta que se quedan 4 en cabeza y Pau Zamora otro corredor y yo nos mantenemos juntos unos kms. En la bajada camino del segundo  Avituallamiento me dejan bajando y yo decido mantener mi ritmo y en la subida del km 14-16 hacia Matagalls intentar recortarles y atraparlos si puedo. Llueve sin cesar desde la salida e inicio la DURA subida a Matagalls, mucho Viento, Niebla y FRIO junto con las Piedras sueltas y resbaladizas del terreno la convierten en un INFIERNO en el que hay que estar COMPLETAMENTE CONCENTRADO para no patinar ni caer rodando BARRANCO abajo. Corono, me coloco el Paravientos  y para abajo con MUCHA PRECAUCION, ya que el Barro, las Hojas, el Agua, las Piedras Mojadas y el Viento lo hacen IMPRACTICABLE. Atrapo a Jaume Folguera se que estoy entre los 7-8 primeros, si aguanto con el podre estar en el Top 10, pero la DUDA es si AGUANTARE su ritmo. Nos coje por detrás Luis ….(Record de este año de la Matagalls-Montserrat, 8:), y los tres vamos hacia lo que serian las siguientes cotas, Agudes y Turó de l’Home, plato FUERTE de la Cursa. Inicio la subida en cabeza hasta la mitad más o menos en la que Jaime coje el relevo después de un descuido mio y los tres juntos damos caza a Xavi ….. que justo en la cima se cae y queda mal herido. Agua, rachas de viento de 125 km/ h y una Temperatura con sensación Térmica de -10º dejan clara la DUREZA de la prueba, y quedan 12 kms de DESCENSO VERTIGINOSO todavia, sobre todo los primeros 4. Luis se lanza en el descenso y Jaime y yo somos más conservadores y preferimos, sobre todo yo, NO ARRIESGAR y ya quedare como sea porque tengo las Piernas MUERTAS. Vuelvo a atrapar a Jaime y los dos nos ponemos, ENRRAMPADOS YA, a terminar lo mejor posible, atrapamos de nuevo a Xavi, y tras un tramo corto de CARRETERA, recupero mis piernas y, me lio con Xavi a tope por una Pista rápida y poco Técnica ya para St. Esteve y descolgamos a Jaume. A falta de 4 kms, al llegar al último Avituallamiento Xavi para y yo NO, asi que me pongo a MUERTE y me encuentro un RIO DESBORDADO Y UNA CUERDA, pues cuerda en mano y agua hasta la CINTURA cruzo, me cantan 1km a META que se me hacen eternos…, ya que fueron 2 y pico finalmente, encaro la calle de antes de META que ya conozco del Trail de St. Esteve y veo a Luis a 30” pero sé que es IMPOSIBLE cogerle, así que MIRADA ATRÁS, veo que Xavi no viene, encaro la RECTA y me abro mi Paravientos, mi Chaleco para que se vea mi DORSAL BIEN para la FOTO y, LLEGADA. Fernando López