ALBERT BOSCH LLEGA AL POLO SUR

DÍA 67: ¡LO HEMOS CONSEGUIDO…!

HE LLEGADO AL POLO SUR: LATITUD SUR 90 º 00,000

Horas marcha: 11h – Acumuladas Totales: 480h’ Km. / Día: 34,5 – Acumulados Totales: 1.155,2 km. Faltan hasta Polo Sur: 0 km.

Días avanzando: 52 (48 Sol) – Días parado: 15 (0 Sol) – Total Días: 67

Posición: S 90 º 00,000′

Hoy a las 14h50 hora Antártica, he llegado al Polo Sur tras 67 días de expedición, de los cuales 15 estuvieron perdidos en una tienda, 4 los anduve con Carlos, y los otros 48 los he hecho solo sin parar ni un solo día.

A las 17h30′, con un cierto retraso, ha aterrizado la avioneta que venía a cargar material en la Base del Polo Sur para llevarla a Union Glacier, ya las 18h30 despegábamos. Me ha dado tiempo de sobra para hacer una buena vuelta por el Polo, tomar las fotos de rigor, respirar un poco ese aire tan congelado, especial y simbólico que hay allí, y poder estar a cenar como un campeón, y sentado en una silla, en la base de Union Glacier. Además, ha sido una carambola magnífica, y ha valido la pena dormir sólo 2 horas para atrapar esta avioneta, pues la siguiente recogida estaba prevista para el sábado día 7. Y entonces, el avión Ilushion que me hubiera llevado a Punta Arenas, hubiera volado el 12, a cambio de mañana día 5 se da la puñetera casualidad que hay uno, y si el tiempo no se complica, ya dormiré en un hotel en Chile … y espero llegar a Barcelona el domingo o lunes. He ido lento como una tortuga coja durante la expedición, pero aún batir el récord histórico de vuelta desde el Polo Sur en casa.

En total han sido 1.124Km hechos en solitario, y 31 con Carlos, lo que hace que esto no pueda considerarse una expedición en solitario, pero si en un 97,5% en solitario. De hecho, me parece que sólo hay una manera más difícil de cruzar la Antártida que hacerlo en solitario… y esta es hacerlo en solitario sin haberlo previsto así. La planificación, la mentalización y la ejecución en general son totalmente diferentes.

Sea como sea, he conseguido ser el primer catalán absoluto que completa la travesía de la Antártida desde la costa hasta el Polo Sur, y el primer español que lo consigue en total autosuficiencia (sin recibir ayuda ni suministros externos), dentro de la modalidad de hacerlo con los propios medios (diferente a las quinielas que utilizan velas o kites).

Nunca había hecho algo en la que físicamente estuviera tan solo, pero en realidad estuviera tan acompañado, ayudado y alentado por tanta gente. Por eso digo con mayúsculas que LO HEMOS CONSEGUIDO, por lo que encabezo la crónica con una foto en el Polo Sur abrazándome con todos vosotros.

Lo hemos conseguido con toda mi familia, con mi mujer María, el centro de mi vida, a la cabeza, y el soporte básico de mis hijos, mi madre, mis hermanos. Familia toda: Muchísimas gracias.

Lo hemos conseguido con todo el equipo del proyecto que ha estado trabajando más de un año porque hoy se pudiera llegar a completar esta meta, llegando al Polo Sur. A todo el equipo: Muchísimas gracias.

Lo hemos conseguido con Carlos, con quien hicimos planificar el reto, y con quien el iniciamos juntos, aunque unos problemas inesperados le obligaron a abandonar después de 19 días y 31 km. recorridos. Carlos: Muchísimas gracias, y es una verdadera lástima que no hayamos estado juntos hoy abrazándonos en el Polo Sur.

Lo hemos conseguido con todos los seguidores de la WEB, que han dado un sentido especial a este proyecto, y que a través de sus mensajes me han inyectado constantemente una energía increíble. A todos los que habéis seguido la WEB: Muchísimas gracias. Como me comprometí, contestaré personalmente a todos los que me hayan dejado algún mensaje, aunque, por motivos obvios, me demore un poco. Y también emplazó sesión a seguir todavía unos días esta web, pues todavía hay mucho que comentar sobre este reto. También me podéis seguir siempre a través de mi web www.albertbosch.info, que actualizo al menos un par de veces por semana, siempre tratando temas de la Aventura de vivir en general, y más concretamente en el ámbito de los retos deportivos, emprendedores y de la vida intensa en general.

Lo hemos conseguido con todos los patrocinadores que han confía t en este proyecto y nos han dado su apoyo económico o técnico fundamental para poder hacer realidad. A todos los patrocinadores: Muchísimas gracias.

Acabo con una frase de Marcel Proust que he tenido muy presente durante los últimos km. de la expedición, cuando ya tenía el Polo Sur a la vista: “El verdadero acto del descubrimiento no consiste en salir a buscar nuevas tierras, sino en aprender a ver la vieja tierra con nuevos ojos”. Si en esta aventura, aparte del propio disfrute personal, de haber compartido todo el proyecto con mucha gente, de haber navegado por la parte más interna de mi ser, y de haber aprendido o desarrollado muchos conceptos, sólo me quedara un poco más de comprensión, amor y respeto hacia nuestro planeta tierra, ya daría el reto por muy satisfactorio.

Hasta muy pronto con los que nos vemos próximamente en persona, y hasta muy pronto también a todos los que me vais siguiendo por mail o por la web.

Albert Bosch