Hoy, víspera de la jornada de descanso, la victoria en la etapa con llegada a Tucumán ha caído en manos del piloto español Joan Barreda, mientras que David Casteu sucede a Olivier Pain en lo alto de la general. Cyril Despres, por su parte, se mantiene arriba tras realizar un cambio de motor durante esta etapamaratón. En coches, la etapa ha sido neutralizada tras la impresionante crecidade un río. Si bien Stéphane Peterhansel conserva las riendas del rally, lasdiferencias son aún inciertas, al igual que el nombre del vencedor de la especial.135210-u7dxh3n45e-whr

MOTOS

La palabra movimiento se queda corta a la hora de describir lo que ha ocurrido en eldía de hoy. La octava etapa del Dakar se anunció como delicada y, sobre todo, larga.Como anunciábamos esta mañana, las fuertes precipitaciones caídas han obligado arecortar la especial debido a los estragos causados en el primer tramo cronometrado. Con todo, pese a disputarse en una versión abreviada, la etapa no ha estado exenta detrampas y de dificultades. La navegación ha resultado decisiva a lo largo del día,especialmente a la altura del km 122, donde un grupo de pilotos se despistaba en elrecorrido y perdía casi media hora. Entre ellos, el vencedor de la etapa de ayer, KurtCaselli y, sobre todo, el líder de la general, Olivier Pain, que cede el trono de la generalal término de la especial, así como Chaleco López, que se despide de su segundaposición.

Ahora bien, la lista de beneficiados es aún más larga que la de damnificados. En un primer momento, ha sido Joan Barreda, que ha tomado la salida en 21ª posición, quiense ha aprovechado del despiste colectivo. Aunque está fuera de la lucha por el título,algo que aspiraba al inicio del rally, el piloto de Husqvarna ha rubricado hoy su tercera victoria de etapa en esta edición, 7 minutos por delante del estadounidense Johnny Campbell, seguido por algunos invitados sorpresa como Ivan Jakes (3º), Pedro BianchiPrata (4º) y Vincent Guindani (5º). Por detrás de ellos, David Casteu minimizaba losdaños, lo cual le ha permitido coger el testigo de su compañero de equipo Olivier Pain en lo alto de la general. Tras los percances sufridos durante la primera jornada de laetapa maratón, Cyril Despres puede estar contento con la etapa de hoy. Salvado por elpolaco Marek Dabrowski, que se ofreció a cederle el motor de su KTM en el vivac sinasistencia de Cachi, el defensor del título ha podido participar en la especial del día conuna moto rehecha, sortear el fallo de navegación y adjudicarse la segunda posición de la general en Tucumán, a 9’26» de Casteu. Con todo, después de los 15′ depenalización previstos por el primer cambio de motor, Despres debería caer hasta lasexta posición antes de que dé comienzo la segunda semana. Arranca pues el debatesobre la estrategia del cambio de motor..

Joan Barreda comentaba al llegar al final de la especial del día: «Ha sido una buena etapa, pues después de los problemas de los últimos días, cada vez me duele menos la mano y empiezo a relajarme al manillar de la moto. He alcanzado a los primeros en seguida, cuando enderezaban la ruta tras el error de navegación, y después me he dedicado a atacar a tope. En los últimos kilómetros he cometido yo también un pequeño error de navegación, del que se ha beneficiado David Casteu, que me ha adelantado. Con todo, estoy satisfecho porque he hecho una buena navegación y he conquistado una nueva victoria de etapa«.135227-emos3cs1m9-whr

QUADS

En quads, habrá que acostumbrarse al enorme chasis de Sarel Van Biljon. El piloto, que participa en su primer Dakar, rozó ayer su primera victoria de etapa a 34» del líder,una victoria que sin embargo no se le ha escapado en la especial del día entre Salata y Tucumán. El sudafricano, que se siente más cómodo en las pistas rápidas que en lasdunas, se acerca a Marcos Patronelli, que conserva sin embargo la cabeza de lageneral. Su principal rival sigue siendo Ignacio Casale. Van Biljon, por su parte, secuela en el podio provisional por delante de Rafal Sonik gracias a su estupendaactuación en el día de hoy135233-rtm6vtfevr-whr

COCHES

En coches, la complejidad del ejercicio del día ha sido consecuencia de las condicionesclimáticas, que bien podrían calificarse de extremas vistas las violentas tormentas que han perturbado el avance de los vehículos. Debido a la imparable crecida de un río en el recorrido de la especial, la carrera ha sido neutralizada a la altura del CP2 o, lo que es lo mismo, el km 88. En este punto del recorrido el mejor tiempo ha correspondido a Nasser Al Attiyah, 13» por delante de Gordon, y, lo que es más importante, casi 3minutos por delante de Stéphane Peterhansel… lo cual implica que se acercapeligrosamente a lo más alto de la clasificación general. Entre tanto, más de cincuentacoches habían dejado atrás este punto, avanzando con mayor o menor fortuna hacia lameta. Ha sido precisamente durante este intervalo cuando se ha quedado bloqueado elpiloto catarí ante el avance imparable de algunos de sus rivales. Guerlain Chicherit hasido el primero en cruzar la meta y también el autor del mejor tiempo. Sin embargo, elpiloto de SMG, que sigue en busca de su primera victoria este año, corre el riesgo deperder el podio, pues los comisarios de la carrera aún no han decidido cuál será eltiempo de referencia sobre el que basarán la clasificación del día…

En la lucha por el título, Stéphane Peterhansel, que ha sabido burlar las trampas que ha impuesto hoy el tiempo, como avala su quinta posición, conserva su posición delíder de la general antes de la jornada de descanso. Queda por saber cuánto le separade sus rivales. Los percances de Nasser Al Attiyah afectarán también a Giniel De Villiers, que ocupaba el tercer peldaño del podio ayer, así como el tercer puesto hoy al paso por el CP2.