EL CUIDADO DE LAS PRENDAS GORE-TEX®: LIMPIAS E IMPECABLES

Salpicaduras de barro, rozaduras en cuello y puños y manchas de hierba. Echa un vistazo a tu chaqueta y revivirás tus últimas aventuras outdoor. Con el cuidado apropiado, tu chaqueta GORE-TEX® no solo estará lista para el otoño, sino que la disfrutarás más tiempo.

GORE-TEX®Tu prenda outdoor favorita continuará ofreciendo impermeabilidad duradera, cortaviento y transpirabilidad extrema. Además, cuanto más tiempo se usa una chaqueta GORE-TEX®, menor es su impacto medioambiental. Consulta las instrucciones de lavado y cuidado en www.gore-tex.eu.

Lavado de una chaqueta GORE-TEX®

Pon la chaqueta en la lavadora. ¡Sí, así es! Tu fiel compañera outdoor puede lavarse con un detergente líquido neutro a 40° C, pero no uses suavizante ni lejía.

Secadora o plancha

Secar una chaqueta GORE-TEX® en la secadora a 70°C es ideal porque el calor reactiva el acabado repelente al agua. Otra opción es planchar la chaqueta a baja temperatura y sin vapor colocando una toalla o un paño entre la prenda y la plancha.

Tratamiento repelente al agua

Después de un cierto tiempo, ya no es posible reactivar el tratamiento repelente al agua con la secadora o la plancha y es necesario aplicar un nuevo tratamiento sin silicona.

Duradera para toda la vida: buena para el medio ambiente

Muchos usuarios saben que las chaquetas GORE-TEX® son duraderas, pero pocos saben que eso es positivo para el medio ambiente. Según demuestra un estudio científico, cuanto más se usa una chaqueta GORE-TEX®, menor es su impacto medioambiental anual.

Más información: www.goretex.es/