EL SUEÑO DE TODO CORREDOR DE MONTAÑA

“Si no escalas la montaña, jamás descubrirás el paisaje. Todo por un sueño”

Imaginas el susurro del viento y quieres estar allí. Quieres ser protagonista del paisaje y quieres estar allí. Un viaje de 100 millas empieza con un primer paso y comienzas a caminar. Aceptas el reto. Acostumbras a tus piernas al esfuerzo y a tu mente al sufrimiento. Quieres ser corredor de montaña. Conquistar cimas, conquistar sueños. Todo por un sueño.

¿QUÉ NECESITO PARA ESCALAR LA MONTAÑA?

Las carreras de larga duración suponen un desgaste considerable durante meses, con muchas horas de dedicación. El plan a seguir se debe elegir en el momento que decides hacer un ultratrail, para alcanzar el objetivo de la manera más adecuada.

Probablemente tus piernas son las responsables de avanzar hasta cierta distancia, pero llega ese momento en que aparece el cansancio y necesitas de más apoyos  para continuar. Es cuando un actor secundario se convierte en protagonista. Entran en acción la pelvis, lamecánica lumbar, la musculatura abdominal, la cintura escapular se tiene que coordinar con el cinturón pélvico,  el aparato digestivo ya lleva tiempo asimilando unos cuantos gelesy tiene que seguir nutriendo, el sistema nervioso debe mantenerse en alerta… la mente sin energía no será capaz de elegir la opción correcta.

Estamos acostumbrados a leer documentación sobre lesiones articulares del miembro inferior en corredores, lesiones provocadas por el impacto, pero vamos a ver otro tipo de enfoques que alterarían la función fisiológica y el posicionamiento articular.

LA VÍA ÓRGANO – COLUMNA VERTEBRAL – PIERNAS. CONCEPTO OSTEOPÁTICO

Hablo de mecánica, de movimiento. También de cómo el exceso de toxinas y una disfunción a nivel visceral pueden irritar el nervio, dando un bloqueo articular a nivel de la columna. Una alteración o falta de movilidad en L4, L5 y sacro puede derivar en patología lumbar o en patología a nivel de miembros inferiores (calambres, contracturas, desajustes articulares en cadera, rodilla y tobillo).

El camino es bidireccional:la función visceral afecta a la columna y la mecánica articular de la columna altera la función visceral.

Ponemos un ejemplo: el consumo de geles en competición y tiradas largas de entrenamiento, “ensucian” el aparato digestivo. Pueden pasar 2 cosas:

1      Que no pase nada. Todo va bien sin sintomatología digestiva ni muscular.

2      La terminación nerviosa del órgano-víscera, se acabe irritando y transmita señales de dolor a la musculatura o que la función digestiva se vea alterada (nauseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal…).

LA VÍA BAZO – HÍGADO– RIÑÓN. MTC

Hablo de función energética. De la relación que hace la medicinachina de la función energética del órgano con su zona de control.

Un desgaste, un exceso de trabajo o un estancamiento derivado de una mala alimentación (nutrición, asimilación y eliminación) podrían generar problema en el órgano o víscera dando patología en el terreno asociado, el vascular por su relación con el corazón.

El hígado es el responsable del conjunto fascial, de su  permeabilidad y la tensión. Del estado de los tendones.

El bazo controla la fuerza y elasticidad  musculary el desgaste energético lo pagará con sintomatología a este nivel.

El riñón, encargado del control articular,acabará pagando su peaje en las articulaciones. Esto es importante destacar, el desgaste energético del riñón acabará dando patología articular:

Mientras estás haciendo un esfuerzo físico tus músculos se mueven y tu cabeza tiene capacidad de reaccionar por el aporte de glucosa, por tus niveles de energía. Cuando ese depósitode energía se va consumiendo(responsabilidad del bazo) la MTC dice que, la energía extra que necesitas, la aportará el riñón. Con un esfuerzo mayor. El consumo de energía del riñón generará un síndrome de vacío. Sus consecuencias podrían ser desgaste y bloqueo articular, así como insuficiencias en el aparato reproductor o en glándulas suprarrenales.

LA VÍA CIRCULATORIA

La alimentación será la clave para la sangre,  no solo el día de la competición. El equilibrio del pH, mantener los niveles alcalino y ácido debe ser constante.

Los meses previos a la competición, la alimentación también se entrena. Hay que adaptarla de una manera ajustada a la prueba que vas a realizar. El alimento debe cumplir todos sus objetivos: Nutrir, asimilar y eliminar. Si cada alimento no cumple estas 3 fases a la perfección no nos sirve.

Un exceso de toxinas a nivel intestinal y hepático nos cargará la sangre de residuos, generando mala calidad de sangre y mala circulación. ¿Quién se verá afectado? Tu sistema músculo-esquelético. Si la calidad de sangre no es buena, la musculatura estará desnutrida, con acumulación de ácido láctico provocado del trabajo muscular + exceso de toxinas aportadas por la vía sanguínea (nutrición).

La pérdida de líquidos a través del sudor y de la orina va relacionada con:

– la pérdida de energía. Para moverte necesitas mucha energía. La actividad física y mental durante tanto tiempo te agota con velocidad. Si además hay un exceso de fuga de líquidos, se añadirá al desgaste propio de las condiciones de la carrera. Cuando se pierde energía, se pierde la capacidad de contención de lo líquidos y estos se escapan.

Es fundamental consumir alimentos de aporte energético lento y constante, que generen buena calidad de sangre y no dejen demasiado residuo.

– la pérdida de minerales como calcio, magnesio, potasio… necesita ser repuesta para el buen funcionamiento del sistema nervioso central, de la contracción y relajación muscular y de la calidad ósea. Si no hay buen aporte de minerales nuestro organismo los buscará y “tirará” de los huesos para conseguirlos. Esto hará que nuestros huesos y articulaciones se desmineralicen.

Los conseguiremos de los alimentos (frutos secos, fruta, verdura, algas…) y sólo cuando no cubramos las necesidades, nos ayudaremos de suplementos artificiales.

 – la deshidratación, la falta de líquidos hace que la sangre se espese y circule más lenta. Llegando tarde y provocando deficiencia.El deportista empieza a tener los primeros síntomas de deficiencia cuando aparece la sensación de sed, pero la hidratación hay que entrenarla semanas antes de competir. Un buen momento de ajustar la hidratación es en entrenamientos de larga duración, con horarios y condiciones climatológicas similares al día de la carrera.

Usar alimentos ricos en líquidos (fruta o verdura) y elegir los que absorben líquidos durante su preparación (cereales integrales, legumbres, sopas…). Tomar 3 tazas de infusión diarias eligiendo las plantas más aconsejables en cada deportista.

Dicen que se le ha perdido el respeto al deporte en general, menospreciando su dureza y el esfuerzo que conlleva, desafiando a la naturaleza, pensando que la maquinaría nunca nos va a fallar, todo el mundo puede alcanzar su sueño, todo vale.

Pensando en términos de salud más que perder el respeto a la competición se le ha perdido respeto a nuestra salud, al propio organismo. Poniéndolo al límite por un sueño. Todo por un sueño.

Cuida tu cuerpo equilibrando el esquema articular, los ejes de estabilidad, la circulación de la sangre y su contenido de nutrientes.

La de osteopatía, la medicina china deportiva y nutrición energética nos va a dar muy buenos resultados en la recuperación. Respetar los días de descanso, las jornadas de descarga y un plan de entrenamientos adecuado te acercarán a ver el paisaje desde la cima.

Tinín Txo