PIERRE GIGNOUX: EL MEJOR SELLO EN BOTAS DE SKIMO

¿Quién es Pierre Gignoux?

“Hice mis primeras botas de esquíen el año 2001; eran de fibra de vidrio, pero al siguiente año utilicé unas de carbono, más ligeras y rígidas. Nunca me imaginé que me dedicaría a esto”.

Pierre es un inventor nato. Ha resultado ser el más inventivo en el esquí de montaña. De 1994 a 1996 desarrolló una talonera más ligera que la célebre Lowtec con un cierre trasero “2 en 1” diseñado por un fabricante de botas.

Doctorado en biomecánica, Pierre Gignoux trabajó en investigación y desarrollo para Rossignol durante 10 años y continuó desarrollando sus botas de esquí.

En 2006, cuando acabó de diseñar la bota XP 500, decidió montar su propia compañía para comercializarlas. Pero tuvo la mala suerte de que la ISMF (Federación Internacional de Esquí de Montaña) decidió en ese momento imponer como mínimo 900 gramos de peso y la XP 500 pesaba 600 gramos. A pesar de ello, se vendieron 30 pares. Los corredores prefieren lastrar sus botas en vez de utilizar otros modelos. En 2007, la ISMF reconsideró su decisión y finalmente la comercialización de sus botas podía comenzar en buenas condiciones. En 2008, la bota XP 500 fue galardonada con el premio Artinov por la innovación regional. Fue comercializada hasta finales de 2009, cuando fue sustituida por el modelo XP 444 en 2010 y por la XP Mountain.

Como atleta versátil (esquí de fondo, bicicleta de montaña), Pierre empezó a practicar esquí de montaña bastante tarde; su primera competición fue The Trans Mont-Blanc en 1993 utilizando un equipo pesado. A pesar de ello, logró una 6ª posición con su compañero. Fue entonces cuando la pasión por este deporte empezó a aumentar su interés. Rápidamente progresó en sus entrenamientos y se unió al equipo francés en 1995. Estuvo compitiendo durante 10 años logrando muchos premios, entre los que destaca la Pierra Menta de 2001 con su compañero Stéphane Brosse. El 30 de mayo de 2003 Pierre y Stéphane establecieron el primer record en subir y bajar el Mont Blanc en 5h15 desde la Place de L’Eglise en Chamonix. Este record aún sigue vigente. En 2005 dejó la competición pero aún sigue participando ocasionalmente en algunas competiciones alrededor de Grenoble. 

Comparativa entre los modelos Race 400 y la Black

Hemos estado probando dos modelos de botas de la marca Pierre Gignoux y hemos podido valorar los pros y contras de cada uno de ellos. Los modelos son: la Race 400 y la desconocida Black, un producto que se vende como la evolución de la bota Race 400 para un uso más de randoner y menos de competición.

Los dos modelos comparten la misma base con pequeñas diferencias que hacen de la Black una bota con 100 gramos más de peso y con movimientos menos ágiles pero con un mayor confort. A priori es una bota menos competitiva y está dirigida a un público que quiera una bota para todo uso.

Tanto la Race 400 como la Black están realizadas en carbono de alta resistencia. Recordemos que el carbono es un componente cada vez más utilizado en la construcción de material deportivo, ya que ofrece resistencia, ligereza y durabilidad. Pero no olvidemos que si recibe un fuerte golpe, la bota sufrirá una fisura o rotura.

Después de varias jornadas de uso, hemos sacamos la conclusión de que son unas botas diseñadas para gente cuidadosa y que le guste mimar el material que utiliza dedicándose al mantenimiento y cuidado de las mismas.

Las botas Race 400 son botas íntegramente de carbono. Muy pocas marcas hasta el día de hoy se habían atrevido a diseñar unas botas full carbon. Solo la marca La Sportiva tenía el modelo Cube para hacerles la competencia. Otra marca fue Scarpa, que anunció que saldría al mercado con una bota totalmente de carbono pero una mala producción en el cierre de la bota donde se fijaba la talonera hizo demorar la salida de dicho producto.

La bota más utilizada hasta la fecha es la Race por su ligereza. A nosotros nos pesan más las ventajas de la Black que sus 100 gramos. Se trata de la evolución de la Race ya que su estructura y composición de carbono son iguales y de gran resistencia con un estudio morfológico del pie que nos da comodidad sin molestias ni sufrimiento en los pies.

Zapato

Esta es la parte más importante del conjunto de la bota y hasta la fecha también la más olvidada por todas las marcas, ya sea por su dificultad en la producción o por los costes. La mayoría de ellas utilizan el plástico pero Pierre Gignoux siempre ha producido la parte inferior de carbono desde sus primeros modelos. De construcción en carbono de alta resistencia con apertura en forma de V, produce medidas de 230 cm hasta 300 cm. Para saber cuál es tu medida tan solo tienes que medirte la distancia del pie, desde el talón hasta el dedo más largo. Un consejo que le podemos dar es que si su pie mide 292 cm, pida el número 290 en lugar del 300. Las botas de esquí de montaña no pueden ir grandes, así reduciremos la posibilidad de ampollas.

El apriete del zapato viene con dos sistemas: uno de cordones que realiza un ligero apriete sobre el botín y otro de carraca exterior que realiza un apriete sobre la carcasa de carbono.

En el modelo Race 400, la parte que cubre los cordones y protege la apertura en forma de V utiliza plástico flexible que cede cuando se introduce el pie dentro volviendo a su posición inicial. Es en el modelo Black donde encontramos la diferencia: una cobertura más amplia llegando hasta media altura de la caña y con una cremallera sellada para evitar que se introduzca la nieve o el agua. De esta manera mantendremos el pie seco y caliente a diferencia del modelo de competición.

En la puntera del zapato se aloja el anclaje a la fijación. La pieza es en forma de cono, realizando la función de rail para poder enganchar a las fijaciones de Pierre Gignoux. Las fijaciones tienen un sistema de anclaje un tanto peculiar, al ser de carbono realizan una pequeña flexión de apertura para luego volver a su posición inicial de cierre permanente.

Seguir leyendo en: https://issuu.com/sportvicious/docs/sportvicious_23

Pierre Gignoux: http://www.pierregignoux.fr/Public/FR/Accueil.php