Pepín Román 2020 Sportvicious

PEPÍN ROMÁN – LOS RIESGOS Y LA SEGURIDAD EN LA MONTAÑA

El aventurero asturiano y embajador de Helly Hansen, Pepín Román, nos habla en esta entrevista sobre los riesgos y la seguridad en la montaña tras el confinamiento.

Después de casi dos meses de confinamiento, la montaña será uno de los destinos preferidos para recuperar la libertad y el contacto con la naturaleza.

Pero también habrá que estar más atentos que nunca a protegernos de los riesgos que conlleva.

Visita nuestra sección de entrevistas.

Declaraciones de Pepín Román

“Nuestro mayor consejo es no subestimar nunca a una montaña o simplemente, a la naturaleza, por muy pequeña, accesible, cercana o fácil que parezca”, y embajador de Helly Hansen, Pepín Román.

“Conocimiento, material acorde con la actividad y alimentación es lo que más recomendamos”.

Nos trasladamos a los fiordos noruegos, el destino elegido por Pepín Román para su próxima aventura cuando finalice el confinamiento.

Concretamente a Svalvard, a cuyas montañas se accede en barco y se puede practicar esquí de montaña hasta bien entrado el mes de junio.

Éste también es el terreno del Norks Folkehjel, el equipo noruego de rescate equipado por Helly Hansen e integrado por voluntarios que se dedican a salvar vidas, las 24 horas del día durante 365 días al año.

Pepín y los miembros del equipo de rescate noruego comparten la misma filosofía: respeto por la montaña, conocimiento, equiparse bien y estar preparado para las condiciones más imprevisibles para poder volver a casa.

Norks Folkehjel nos cuenta en su reciente film cuál es su día a día en el rescate de montaña para que seamos más conscientes y responsables cuando salgamos al monte.

Pepín nos lo confirma en la siguiente entrevista.

¿Van a producirse más accidentes después del confinamiento?

Pepín Román: Lo que puedo decirte es que, por irresponsabilidades, se cometen muchos errores que terminan en accidentes. Vivimos en un mundo en el que las irresponsabilidades nos rodean en nuestro día a día. En la montaña pasa lo mismo.

Y, ¿A qué crees que se deben?

La mayoría de los accidentes se producen por falta de planificación, experiencia y equipo, lo que nos lleva a una improvisación y al aumento de la probabilidad de accidentes, sin contar los  fortuitos que puedes tener en el propio entorno.

Muchas veces, la gente sobreestima su capacidad física y técnica; y, con la facilidad de comunicación con los equipos de rescate, la gente baja la guardia y se arriesga más de lo necesario.

En Noruega, vemos como estos voluntarios rescatan a personas donde ya no pueden acceder los bomberos. ¿Sería esto posible esto en España?

Pepín Román: En España hay diferentes grupos de rescate en Montaña como la Guardia Civil o Autonómicos, pero sólo los GREIM (Grupo de rescate especial de intervención en montaña) realizan rescates en todas las áreas de montaña y están disponibles las 24 h.

Ante un rescate muy técnico, el GREIM es el que está más cualificado para solventar una situación extrema en un medio hostil como es la montaña.

Lo difícil es la localización, ¿no?

Sí. Sería muy recomendable que toda la gente que acude a la naturaleza tenga los conocimientos suficientes para poder llamar a los grupos de rescate, ayudar a la aproximación de un helicóptero, indicar el lugar exacto, etc, para enviar a los rescatadores la máxima información y lugar exacto del accidentado.

Desgraciadamente he asistido a varios rescates y esto no es así.

Pero es impresionante el compromiso que adoptan el GREIM desde el primer minuto, el esfuerzo y su buen hacer para que el herido se sienta cómodo y protegido.

Su día a día se basa en rescates en cuevas, grandes paredes, barrancos, etc.

Todo en situaciones muy difíciles, expuestas y en cualquier época del año.

Y como siempre, cuando hay un problema, posiblemente no sea a primera hora, por lo que la noche siempre se echa encima.

¿Qué situaciones comprometidas has vivido como aventurero?

Pepín Román: Afortunadamente, no hemos vivido ninguna situación comprometida, salvo alguna lesión fortuita o problema de salud en la que hayamos realizado rescates.

Somos muy escrupulosos en los márgenes de seguridad y es algo que nunca nos saltamos ni a nivel profesional ni individual.

En la montaña, convivimos con el lema “es mejor estar aquí abajo, queriendo estar arriba, que estar arriba, deseando estar abajo”.

Y creo que esto es aplicable a toda actividad en la montaña y que puede ayudarnos mucho a todos.

Justamente es esa planificación, experiencia y equipo lo que evitará un porcentaje muy alto de situaciones comprometidas y posteriores accidentes.

Y ya en España, ¿qué nos podemos encontrarnos aquí?

Afortunadamente, al cabo del año recorro muchos países y cordilleras, todas con sus peculiaridades y complejidades tanto técnicas como sociales.

No es lo mismo estar a 6.000 metros en el Himalaya, donde el rescate es muy difícil, a hacerlo en nuestras montañas donde también tienen sus riesgos.

Por ejemplo, los Picos de Europa están expuestos a cambios meteorológicos, tiene grandes desniveles y condiciones muy cambiantes por lo que la aventura en mayúsculas siempre está garantizada.

Aquí es necesaria una planificación muy escrupulosa; tener muy en cuenta la meteorología, la hidratación por el tipo de terreno calizo y el equipo acorde a la actividad que vayamos a desarrollar.

Ante la duda, es mejor contratar los servicios de un guía de la zona.

¿Hasta qué punto es importante la ropa para un aventurero y para un rescatador?

Gracias a mi trabajo y recorrido, tengo mucha relación con miembros de grupos de rescate y uno de nuestros temas habituales de conversación es el material.

Tanto para ellos, como para mi, la ropa de calidad es algo fundamental.

Muchas veces nos dejamos llevar por el “total, es para ir al monte”.

Debemos entender que la montaña es un medio hostil, donde la probabilidad de tener un problema se multiplica, por lo que es básico saber que nuestra única garantía de sobreponernos a un problema en primera instancia será la calidad de nuestra ropa.

Es en los momentos complicados cuando echas en falta tener un material de primera calidad.

¿Por qué confías en Helly Hansen?

Pepín Román: Sinceramente, por muchas cosas.

Helly Hansen me hace sentir en familia, algo que valoro mucho.

Me apoya en todo lo que hago y siempre tienen hambre de nuevos proyectos, como yo.

Han logrado una mezcla perfecta entre la navegación y montaña, sabiendo sacar las ventajas de cada actividad para aplicarlo en las otras.

Cada año hago muchos viajes de esquí (Japón, Canadá, Alaska…) y de montaña (Nepal, India, Bolivia…) y Helly Hansen siempre tiene el material perfecto para el desarrollo de todas estas aventuras.

Después de muchos años he encontrado el material con el que confío porque me hace sentir totalmente seguro y protegido que es lo más importante.

¿Cuáles serán tus próximos retos tras el confinamiento?

Tenemos previsto para finales de mayo ir al archipiélago de Svalbard, en Noruega, para realizar un viaje de exploración de navegación y esquí de montaña.

No sé si llegaremos a tiempo por la situación en la que vivimos.

En agosto nos espera una vez más el Ladakh, en el Tíbet, donde iremos a una zona desconocida con nuestros Jeep en busca de nuevas montañas esquiables.

En octubre, regresaremos con nuestros amigos de Nepal y nos llevaremos las bicis para dar la vuelta a los Annapurnas con ellas; será bonito dar pedales por estos caminos que tantas veces hemos pisado.

Después nos quedaremos en Nepal para llevar un grupo especial de fotografía al campo base del Everest.

Estuvimos el año pasado con 20 personas sin experiencia en montaña y para los que fue la aventura de su vida.

Fue toda una experiencia con mucho trabajo detrás de asesoramiento, gestión de esfuerzos, seguridad y salud continuos.

Es fantástico viajar con 20 desconocidos y regresar con 20 nuevos amigos.

Una vez más, cumplimos el objetivo humano y social de Himal Mountain Adventures, algo cada dia nos es més gratificante.