Tòfol Castanyer 54 cimas Sierra de Tramuntana 2020 Sportvicious

TÒFOL CASTANYER ENLAZA LAS 54 CIMAS DEL “PATIO DE SU CASA”

Tòfol Castanyer completa las 54 cimas de más de 1000 metros en la Sierra de Tramuntana corriendo durante 110km con un desnivel positivo de 7.600 metros.

Este es el sueño que ha completado Tòfol Castanyer con un tiempo de 29h49’.

Palabras de Tòfol

“Ha sido un reto muy duro pero precioso, he corroborado que la Sierra de Tramuntana es tan dura y técnica como ya sabía”, asegura Castanyer.

Primera cima

El reto empezaba ayer a las 6:55h y la primera cima a alcanzar junto con la salida del sol fue el Puig Roig, de 1003m.

El corredor mallorquín daba comienzo así a un sueño y un reto muy personal que le llevaría a correr y sufrir bajo el sol y el calor y también bajo la luna llena.

“Ver dos salidas de sol, una salida de luna y toda Mallorca a mis pies ha sido indescriptible, me siento muy feliz”, afirma Castanyer.

Última cima

Después de 29 horas y 49 minutos y de completar la última cima, el Puig Galatzó (1.026 m), a las 12:45h Castanyer cerraba el recorrido por las 54 cimas de su “patio de casa”.

¿Conoces nuestra revista digtal Sportvicious? Es gratuita. ¡Échale un  vistazo!

Sierra de Tramuntana

Castanyer ama la Sierra de Tramuntana de Mallorca.

Es y ha sido siempre su patio de recreo.

Las montañas donde ha crecido, soñado y preparado decenas de retos desde que, hace años, correr por la montaña se convirtió en su pasión.

La lleva en el corazón y no había mejor manera de homenajearla que con un proyecto de estas características: enlazar las 54 cimas de más de 1000 metros que la conforman.

Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Un proyecto no simplemente y únicamente deportivo sino también educativo.

Tòfol Castanyer quiere trasladar todas estas cimas y todo el recorrido a las aulas de los colegios de Mallorca.

Para dar a conocer este paraje, declarado en 2011 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Declaraciones de Tòfol Castanyer

“Muchas de las 54 cimas no las había subido nunca y ha sido un aprendizaje para mí como espero que sea para los alumnos de las escuelas de Mallorca”, constata Castanyer.

Para que no solo puedan descubrir las montañas y su orografía sino todo lo que albergan: cultura, pueblos, tradiciones y leyendas.