NEREA MARTINEZ, UNA GRAN CORREDORA DE MONTAÑA

CURIOSIDADES

Color: azul

Número: 6

Una Canción: The conquest of Paradise (Vangelis)

Una peli: El último mohicano

Un libro: Me encanta leer, cada vez que leo uno bueno me parece el mejor en ese momento.

Un animal: Mis tres perros

Novio o amigo: Pareja desde hace cinco años

 

Deporte preferido: Correr por la montaña

Tu carrera preferida: Ehunmilak

La mejor manera de celebrar una victoria: Con mi pareja, familia y amigos

Tu mejor rival: Lizzy Hauker

Sportvicious: ¿Es verdad que te iniciaste deportivamente con la natación?

Nerea Martínez: Si, ya de pequeñita mi abuelo me llevaba a nadar y con 9 años hice mi primera competición enganchándome al mundo del deporte de por vida.

Sportvicious: ¿Qué destacarías de tu época como triatleta?

Nerea Martínez: Fue una muy buena época. Me permitió salir de casa, crecer como persona y evolucionar como deportista. Fue entonces cuando me di cuenta que el deporte de resistencia se adaptaba muy bien a mis características. Recuerdo sobre todo las largas salidas en bici que me metía yo sola disfrutando del esfuerzo en soledad.


Sportvicious: ¿Qué recuerdos tienes de tus participaciones en los Raids?

Nerea Martínez: Creo que le debo mucho a los raids. Me han curtido como una sufridora nata y tal vez lo que estoy consiguiendo ahora en las carreras de ultra fondo se deba a todos esos años de locura. He recorrido mundo, he hecho amigos y he llegado a conocerme mejor, porque cuando llevas el cuerpo y la mente al límite, sale lo mejor y lo peor de uno mismo. Me han enseñado a valorar las cosas que realmente importan y a mirar siempre hacia delante con optimismo. Estas carreras me han enseñado que la ilusión y la voluntad son los motores de la vida.

Sportvicious: ¿Cómo te salió esta pasión por la montaña?

Nerea Martínez: Mi familia materna siempre ha tenido una gran afición a la montaña. Desde bien pequeña he pateado con mis padres, abuelos y tíos por los montes de Navarra y el País Vasco. Es cierto que en mi etapa como nadadora deje de lado estas salidas, toda mi vida giró en aquellos años alrededor de la piscina. No será hasta años después, cuando me vengo a vivir a Madrid, cuando retomo de nuevo la montaña como preparación invernal de cara a las temporadas de triatlón y ya al iniciarme en el mundo de los raids voy descubriendo poco a poco una pasión que hoy día llena mi vida.

Sportvicious: El año pasado lograste una victoria detrás de otra. ¿Cuál fue la mejor carrera?

Nerea Martínez: En el momento cada carrera te parece única pero la que dejó una gran huella en mi memoria fue la Ehunmilak (100millas) en el País Vasco. Fue la carrea perfecta, buenísimas sensaciones, momentos emotivos por celebrarse en la tierra de mis abuelos y madre, trato inmejorable por parte de la organización y voluntarios. Fui acogida por una pareja encantadora, Itxaso e Iker, que me trataron como a una más de la familia que más puedes pedir. Es más, este año por coincidir con otra carrera en EEUU, no iba a poder estar presente, muy a mi pesar pero el destino quiso que en EEUU las cosas me salieran del revés. Me perdí y me vi obligada a retirarme por lo que no me lo pensé ni un momento para regresar a España a toda prisa y poder estar en la salida de mi querida Ehunmilak y un año más toda la historia se repite. Está claro que esta es mi carrera.

Sportvicious: Tuviste que abandonar en Hard Rock en Estados Unidos. ¿Cuál fue el motivo del abandono?

Nerea Martínez: Como he comentado antes me perdí. Nos habían advertido de que estaba bastante mal señalizado y que había que ir muy atentos. Ya antes de la gran pérdida, me había despistado en varios sitios. Llevaba casi 10hs de carrera y bajando de la cima más alta a la que ascendíamos no vi las marcas. Cuando me quise dar cuenta no sabía ni donde estaba. A las cuatro horas me encontré en un puente por donde ya había pasado, era el inicio del sendero que ascendía al pico más alto, y que yo ya había subido. Me vine abajo. Mi desesperación fue total. Era la primera vez que me encontraba en esa situación. Valore por un momento la posibilidad de volver a realizar la subida y seguir en carrera pero me pareció un sin sentido. Mi aventura americana acabo allí.

Sportvicious: ¿En ese momento que te paso por la cabeza?

Nerea Martínez: Sobre todo una gran desilusión. Dos semanas entrenando sobre el terreno para aclimatarme y tener que decir adiós de esta manera no es fácil de aceptar pero de los errores se aprende.

Sportvicious: ¿Qué carrera no te importaría repetir? ¿Por qué?

Nerea Martínez: Hay muchas carreras bonitas, bien organizadas y a las que da gusto acudir por el buen trato de la organización. Por esto y por todo lo explicado anteriormente la Ehunmilak siempre estará en mente. Pero también es verdad que hoy por hoy me debo a un sponsor, Salomon y la planificación no depende únicamente de mí. A parte me gusta viajar, conocer nuevas montañas y este tipo de carreras desgastan muchísimo, no se pueden estar haciendo de estas todos los meses.

Sportvicious: ¿Qué aspecto destacarías de la carrera Ehunmilak?

Nerea Martínez: La organización es perfecta, el trato humano increíble. Te hacen sentir como en casa.

Sportvicious: ¿Sigues ejerciendo de masajista y osteópata?

Nerea Martínez: Si, me gusta mi trabajo. Tengo la suerte de trabajar en casa lo que me da mucha libertad a la hora de organizar mis entrenos y viajes. Sigo además formándome y haciendo cursos relacionados con mi profesión.

Sportvicious: Este año formas parte del equipo internacional de Salomon. ¿Has conocido a todos los integrantes del grupo?

Nerea Martínez: Creo que a casi todos. En mayo tuvimos una concentración en Niza y allí nos juntamos corredores de todo el mundo. Fue una buena experiencia.

Sportvicious: Defínenos a Mònica Aguilera.

Nerea Martínez: Conozco a Mònica de hace muchos años, cuando coincidíamos en los raids, pero tal vez ha sido en estos dos últimos años cuando nos hemos acercado un poco más. Admiro su tesón, su fuerza mental, su humildad. Es una grandísima corredora con un currículum deportivo envidiable y no por ello ha dejado de ser una persona sencilla y cercana.

Sportvicious: Hace relativamente poco que has empezado a participar en carreras de montaña obteniendo muy buenos resultados. ¿Cuál es el secreto de tus éxitos?

Nerea Martínez: No hay secretos ni atajos. Lo que estoy logrando ahora creo que es el fruto de toda una vida dedicada al deporte. Mi vida ha sido siempre el deporte, me apasiona lo que hago, nunca tengo excusas para entrenar. Hay mucho físico detrás pero creo que la mente juega en este tipo de carreras un papel muy importante.

Sportvicious: ¿En qué se basan tus entrenos?

Nerea Martínez: Hoy por hoy soy autodidacta. Me he pasado muchos años bajo las órdenes de entrenadores y creo que de todos ellos he aprendido cosas. Ahora me apetece sobre todo disfrutar de la montaña. No llevo una planificación, salgo todos los días y en función del tiempo, las ganas, la época de la temporada y el objetivo, corro más o menos horas. Siempre que puedo compartir el entreno con compañeros del club aprovecho y procuro salir un par de veces a la semana en bici. Desde mi época como triatleta he disfrutado pedaleando largas horas y aún hoy me sigue apasionando.

Sportvicious: ¿Cuántas horas entrenas al día?

Nerea Martínez: Depende del momento de la temporada, pero entre dos y seis horas al día, de lunes a domingo. Sólo descanso el día antes de una carrera.

Sportvicious: ¿Estás contenta con tu reciente triunfo del UTMB?

Nerea Martínez: Como para no estarlo. Este año había un plantel de corredoras increíble y aunque sabía que estaba en forma, partí con la ilusión de hacer top 5. Todo ha ido fenomenal, no he pasado por momentos críticos pero sí que la segunda mitad de carrera he tenido que lidiar con un dolor de piernas importante. Las bajadas de la UTMB son terroríficas, largas y con mucho desnivel, pero muy corribles porque no son nada técnicas con lo cual después de unos cuantos descensos los cuádriceps piden clemencia. Tenía la sensación de ir muy lenta y pensaba que me darían alcance aunque tampoco me preocupaba en exceso. Yo estaba haciendo mi carrera y dándolo todo. La llegada a meta fue una explosión de alegría, emoción, no podía creerme lo que acababa de hacer.

Sportvicious: ¿Qué destacarías del UMTB?

Nerea Martínez: El paisaje. Correr en Alpes es único. Creo que el reconocimiento que tiene el UTMB se lo debe única y exclusivamente al magnífico escenario en el que se desarrolla.

Sportvicious: ¿Qué sueles llevar dentro de la mochila?

Nerea Martínez: El material obligatorio.

Sportvicious: Cuando te viene la famosa pájara ¿cómo consigues tirar hacia delante?

Nerea Martínez: Bajando el ritmo, caminando si es preciso y animándome a aguantar hasta el próximo punto de avituallamiento, donde se que con algo de comida y bebida me voy a sobreponer.

Sportvicious: ¿Qué otros deportes prácticas?

Nerea Martínez: Ahora mismo ciclismo. Hasta el año pasado aún nadaba y hacia algo de escalada, pero ya no tengo tiempo.