TODOS CON LAIA

Eugeni Prieto Soria, triatleta de 36 años, residente en Aleixar (pueblo de la provincia de Tarragona), padre de dos pequeños (Mireia, de 5 años, y Pol, de 1 año) y constructor de profesión, pasa sus tiempos libres haciendo lo que más le gusta: entrenar.

SONY DSC

Persistente y luchador, compagina sus 8 horas de trabajo con la familia y los entrenos, lo que no siempre es fácil. Hace lo posible para encontrar cada día su ratito para poder hacer lo que tanto le llena y tanto sacrificio le comporta ya que tiene que practicar las tres disciplinas (correr, nadar y bicicleta) para poder participar en este tipo de pruebas. Entrenando se olvida de los problemas del día a día. Es un momento de desconexión y renovación de energía para el día siguiente.

Aparte de entrenar para alcanzar sus objetivos, Eugeni tiene un sueño en mente desde hace mucho tiempo, un sueño que justo este pasado mes de junio decide intentar conseguir mediante un proyecto llamado: «Todos con Laia»

¿De qué se trata este proyecto?

Pues bien, al igual que Eugeni se desvive por su gran pasión, el deporte, también tiene una debilidad muy especial en su vida: su sobrina Laia.

Laia es una niña de 9 años que tiene un retraso generalizado que le afecta a nivel psicomotriz. No anda bien, la motricidad fina no la domina, no habla y tiene crisis epilépticas (de momento controladas con medicación).

Laia tiene una discapacidad del 83%, el grado más alto reconocido por la Ley de la Dependencia. Esto quiere decir que Laia no puede hacer casi nada por ella misma.

Todo esto hace que sea diferente al resto de niños de su edad, pero a la pequeña le encanta nadar (con ayuda) e ir con bicicleta (con un carro adaptado para ella a la bicicleta de su madre).

Sin embargo, Laia entiende casi todo lo que se le dice y de aquí el proyecto de Eugeni dedicado a su sobrina, compaginando lo que tanto le llena y le gusta, el deporte, con su mayor debilidad, Laia.

Eugeni intentará hacer el mayor número de triatlones e ironmans durante un año, dedicados todos a Laia, para demostrar a la pequeña que no se tiene que rendir, que tiene que luchar cada día para superarse a ella misma igual que su tío también luchará cada día para poder dedicarle todas sus entradas a meta y sacarle una gran sonrisa porque así se lo merece.

Cuando Laia vea cómo su tío la coge para hacerla protagonista de su victoria entrando a meta junto a ella, la niña sentirá una alegría interna que a Eugeni le compensará todo el esfuerzo realizado.

¿Qué mejor sueño que hacer sonreír a una niña?

De aquí que toda la familia y amigos que nos implicamos en este proyecto llevemos una camiseta donde la frase principal sea: «Tu sonrisa, nuestra ilusión».

Así que el día 15 de septiembre Eugeni empezará esta aventura con la Salfish Berga y la terminará el año que viene con este mismo triatlón haciendo durante todo el año el máximo de competiciones posibles.

Esperemos que el sueño de Eugeni se cumpla, que todos veamos sonreír a Laia, que es el principal objetivo, y que disfrutemos de algo tan sano como es el mundo del deporte.

SUERTE EUGENI!!!

Agradecer a la familia y amigos que se implican para hacer posible este sueño y a los patrocinadores: Sportvicious, Nutrisport, Taymory, Vermuts Miró, Restaurant vermuts Rofes, Tuga, Priar y colaboradores como Sailfish, Granini, Ferrantex, Medialast, Diversport, etc., que hacen que Eugeni pueda participar en el mayor número de carreras posibles ya que tienen un coste elevado y sin su ayuda no sería posible.